LO QUE VIENE

0
633

COMO DIJE en mi anterior entrega, el nuevo espectáculo político montado por La Corte apenas empieza. Como van las cosas, puede ser que en el libreto el escapista más consumado sea ULISES RUIZ el mismo que brincó exitosamente pasajes como “ La Gran Embestida del 2006” , “El Desplome del Helicóptero”, etc.

AMIGO LECTOR, acomódese en su butaca de la historia para presenciar este nuevo episodio de la dramática lucha por el poder porque, desgraciadamente, la inmensa mayoría de los oaxaqueños somos solamente eso, espectadores. Si acaso vamos a votar, las urnas serán nuestra catarsis.

POR LO pronto, si nos atenemos al pragmatismo de los adversarios de ULISES que dicen que juntar la derecha con la izquierda para arrebatarle el poder “no es asunto de principios, sino de objetivos de coyuntura…”, entonces del otro lado creo que tampoco hay principios. La moral política no existe; a los políticos los mueve al interés no el sentimiento y si el PRI controla la mayoría en el Congreso -local y nacional- entonces los de enfrente se quedarán con sus deseos de “juicio político” en la mano.

¿Y EL TERRORISMO?

LA sociedad oaxaqueña los menos que esperaba de los ministros de la Suprema Corte , era un dictamen IMPARCIAL, que sancionara a todos los protagonistas del desastre del 2006, pero politizaron el asunto sin embargo no todo está dicho. La verdad la conoceremos en el momento en que el Poder Judicial publique el informe completo de la investigación donde, a decir de los bien enterados, develan los nombres de políticos que financiaron la revuelta, principalmente las barricadas. Eso esperamos, a menos de también los ministros caigan en los encantos de los cabilderos de uno y otro bando.

DIGO que de uno y otro bando porque es obvio que el dinero para movilizar a tanta gente en las marchas, en la barricadas, para los pronunciamientos, pertrechos como los cohetones, pintura, mantas, salió de algún lado, del mismo gobierno que gastó millonarias cantidades de dinero para los dirigentes ENRIQUE RUEDA, ALMA DELIA y otros de la sección 22 y de la APPO , con la idea de amainar la revuelta porque eso fueron: revoltosos con salario del mismo gobierno. Los cheques quincenales llegaban puntualmente para que no se retiraran de los plantones y las marchas.

NO PUEDE ser casual que uno de los mismos ministros, SALVADOR AGUIRRE, al conocer el proyecto de dictamen de su colega Azuela, dijo de los maestros y la APPO “yo no les digo manifestantes, los llamaría subversivos”.

TAMBIÉN estos violaron las garantías individuales en el 2006 con su huelga loca de más de seis meses que afecto el derecho a la educación de casi l.5 millones de niños y jóvenes. Perturbaron toda la ciudad cuando la APPO colocó barricadas y afectaron la libertad de tránsito. La libertad de pensamiento y expresión fueron anuladas cuando tomaron todas las estaciones de radio y el canal de televisión, estableciendo la censura previa y difundiendo mentiras. Ni siquiera el derecho a la vida fue respetado. La garantía de seguridad se anuló ese año porque la ciudad fue sitiada por los maestros que, eso sí, cobraban puntualmente su quincena. No había derechos humanos ciertamente porque los ciudadanos afectados nunca supimos durante ese tiempo a dónde acudir cuando éramos víctimas de algún delito.

POR todo esto, yo creo que el optimismo del eventual candidato de los APPOS, GABINO CUE, se acabará cuando se publique el resultado de la investigación, el proyecto del ministro Mariano Azuela, y la discusión con sus colegas. Es evidente que las responsabilidades de todos los involucrados son grandes y múltiples. En su calidad de principal “cerebro” de la APPO , Gabino debe esperar también qué digan en el Congreso al analizar el contexto histórico de lo ocurrido.

PARA LA HISTORIA

OTRA verdad histórica que trascenderá es que en casi 30 años de desorden y abusos de los dirigentes de la sección 22 del magisterio, ninguna autoridad se había atrevido al intento del gobernador ULISES RUIZ: Usar el “monopolio de la violencia” como instrumento de Estado para el orden y la tranquilidad. Los desmanes que padeció Oaxaca en ese año nos remiten a la definición del politólogo W. Phillips Shively, sobre la pérdida o algo peor, la ausencia, de una autoridad central.

“En la política, como se lleva a cabo dentro de un Estado, los diversos antagonistas están sujetos, todos, a una autoridad central que tiene poder suficiente para resolver un problema con firmeza. Si los ambientalistas enfrentan un conflicto con una compañía minera, ambos lados saben que su disputa será resuelta al final por alguna autoridad superior que tiene el poder de hacerlos aceptar esa decisión, aunque no estén de acuerdo con ella. En Estados Unidos, esta autoridad sería el Congreso, el Presidente o quizá la Suprema Corte ; en Gran Bretaña, sería el Parlamento; En Arabia, sería el rey. El punto es que dentro de un Estado hay una autoridad central, más poderosa que cualquier fuerza política aislada, que pueda hacer cumplir las decisiones sobre cualquier problema que surja…”.

ULISES hasta podría preciarse: Intenté lo que más de 3.5 millones de oaxaqueños ha pedido constantemente a sus gobernantes, poner orden en el Magisterio…Fracasé pero los otros ni siquiera lo intentaron.

LA OPINIÓN de la ciudadanía sobre el resolutivo de la Corte , es variada. Cada quien habla de acuerdo a sus intereses.

ALLÍ ESTÁ la expresión de empresarios y grupos civiles contra la decisión que emitió la Corte. Critican que no hayan fijado ninguna sanción por responsabilidad contra la APPO y el magisterio por la instalación de barricadas, los actos delictivos y los destrozos contra el patrimonio histórico, edificios públicos y privados. Cuestionan que no hayan reparado en su veredicto en las pérdidas millonarias, la caída de ventas, la baja del turismo y el desempleo que se generó en la entidad por la violencia y confrontación protagonizada por los grupos beligerantes.

EN LA politizada decisión de acusar al gobernador URO como único responsable de los acontecimientos del 2006 es “reprobable, equívoco e incongruente”. Recuerdan que fueron un total de 8 mil denuncias las que se presentaron ante la Procuraduría de Oaxaca por saqueo, robo y daño contra comerciantes y casas particulares, durante los disturbios ¿De esto que dicen señores de la Corte ?

Compartir
Artículo anterior
Artículo siguiente
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.

Dejar respuesta