Municipios oaxaqueños, con altas tasas de incidencia delictiva

0
236

Evlin Aragón/Zona Roja.

 Santa Cruz de Bravo, San Pedro Mixtepec, San Juan Ihaultepec, Santa Catarina Yonsonotú, San Miguel Santa Flor, San Mateo Río Hondo, San Pedro Mártir Quiechapa, Taniche, Santa María Mixtequilla y San Francisco Huehuetlán, son los diez municipios de Oaxaca con un índice de violencia, superior a la media nacional.

Lo anterior de acuerdo con el informe “Seguridad, Justicia y Paz”, realizado por el Consejo Ciudadano por la Seguridad Pública y la Justicia Penal A.C., que pone de manifiesto que la política de abrazos no balazos, del gobierno federal, no funciona y por el contrario, la violencia en los municipios ha subido en un 39 por ciento.

Dentro de otros datos, el informe pone de manifiesto que, en el 2020, San Juan Achiutla se convirtió en el municipio con la mayor tasa de violaciones del país: 490.20 por cada 100 mil habitantes, la cual es 37 veces la nacional.

Las posiciones segunda y tercera son también para municipios oaxaqueños: San Juan Bautista Suchitepec con 220.75 y Santa María Nduayaco con 220.75. Además de las 100 primeras posiciones 46 corresponden a este estado, que con mucho presenta los municipios con las tasas más elevadas de este delito.

No se trata del único delito en el que figura Oaxaca, toda vez que San Bartolo Soyaltepec, fue el municipio con la tasa más alta de lesiones dolosas: 503.36 por cada 100 mil habitantes, que cuadruplica la tasa nacional. En segundo y tercer lugares están los mexiquenses Tenancingo con una tasa de 425.12 y Amecameca, con una tasa de 396.70.

Mientras que Mártires de Tacubaya fue el municipio con la tasa de secuestros más elevada, de 69.16 por cada 100 mil habitantes, la cual es 105 veces la nacional. Santa María de la Paz, Zacatecas ocupó el segundo lugar con 36.14 y Coatzingo, Puebla el tercero con 35.46.

En materia de extorsiones, también figura Oaxaca, ya que San Lucas Quiaviní tiene una tasa de 58.14, solo por debajo de Mazatepec, Morelos, que fue el municipio con la tasa más elevada de extorsiones: 82.88, seguido por Doctor González, Nuevo León, con 61.43.

Sin embargo, el documento explica que todos estos municipios son de menos de 3 mil habitantes, por lo que con un solo evento delictivo la tasa se dispara.

Mientras que en los municipios con una población mayor a los 100 mil habitantes siguen siendo San Juan Bautista Tuxtepec, Oaxaca de Juárez y Juchitán de Zaragoza, los que mayormente figuran en la incidencia delictiva.

No en vano en el municipio tuxtepecano, el índice delictivo subió en un cien por ciento en los últimos cinco años, pasando del 16.04 por ciento en 2015, al 32.37 en el 2020.

Mientras que la capital oaxaqueña tuvo un ascenso del 14.99 por ciento al pasar de 30.82 por ciento en 2015, al 35.44.

Y aunque Juchitán de Zaragoza tuvo una variante de menos 31 por ciento, el índice sigue muy por arriba, incluso de lo que registra Tuxtepec, al pasar de 50.39 a 34.77 por ciento, en los últimos cinco años.