Periodismo Trascendente: Peligro para la salud y la vida de los mexicanos

0
77

Raymundo Ibáñez del Castillo.

Para evitar que el COVID- 19, repunte más en el país y ya no haya más casos sospechosos como los 23 mil 374 que reportó la Secretaria de Salud federal en las primeras semanas de este año 2024, ni se sumen más casos confirmados a los mil 518, y menos que se incremente el número de 37 funciones, no está por demás que extrememos las precauciones necesarias.

Mientras que el dictadorzuelo de Palacio Nacional, está perdido en la inmensidad de su locura y de sus delirios de poder, empecinado en establecer el régimen totalitario mediante la dictadura comunista, minimiza el repunte de los contagios de COVID-19, al menos en 5 entidades del país, ya hay cierta preocupación.

Y si bien es cierto que el número de infectados y muertos, son menores, en comparación con los años anteriores, no es para confiarnos y menos cuando en ese mismo lapso, o sea en las primeras semanas de este año 2024, en la Ciudad de México, se registraron los primeros 466 casos positivos; Estado de México, 117; Querétaro, 111; Hidalgo, 85; y Nuevo León, 84, la Secretaría de Salud del gobierno federal, a través del reporte semanal que está emitiendo, confirmó cinco muertes en la Ciudad de México y cuatro en cada una de las otras entidades mencionadas.

Por lo que no está por demás, que retomemos las medidas más elementales que nos salvaron la vida, a los sobrevivientes de la pandemia, en la etapa crítica, como el uso del cubrebocas, sobre todo en lugares concurridos y con poca ventilación; el lavado constante de manos; y la aplicación de gel antibacterial; guardar la sana distancia y evitar el contacto con personas con síntomas visibles.

Tampoco nos debe servir de consuelo, que aunque la curva epidémica de COVID-19, presenta una tendencia en ascenso, ésta se mantiene por debajo de la positividad presentada entre 2021 y 2023, que fueron los años de mayor impacto, a diferencia que hasta la quinta semana del presente año, se han reportado 70% menos casos, en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Lo cierto es que al dictadozuelo de Palacio Nacional, no le importa nada, ni nadie, y menos la salud y la vida de los más de 131.1 millones de mexicanos, que en su mayoría, dejó desprotegidos, sin atención médica, ni medicamentos, menos se va a preocupar por el repunte el COVID-19, cuando está en plena campaña política electoral a favor de la «corcholata» preferida.

Con todo y que la Organización Mundial de la Salud, declaró el fin del COCID-19 como una «emergencia internacional», desde hace ya más de 9 meses, el 5 de mayo del año pasado, 2023, para ser exactos, y una semana después, también en México se hizo lo mismo, esto no significa que esté superada totalmente la enfermedad respiratoria que causó tantos estragos en la humanidad y, por supuesto, también en México y en Oaxaca.

Y si la muerte de más de 6 millones 919 mil 573 personas personas en el mundo y los más de 695 millones 781 mil 740 casos registrados a nivel internacional y los nuevos brotes que han surgido últimas fechas, no nos llaman a la reflexión y nos obligan, prácticamente a adoptar las medidas necesarias, para evitar más contagios, los resultados serán catastróficos.

Lamentablemente las mismas «autoridades» en México y en Oaxaca, han menospreciado el resurgimiento de nuevos brotes y se dan el lujo de seguir permitiendo, y hasta propiciando reuniones masivas en donde pueden surgir más contagios.

La misma institución, considerada como la máxima responsable de velar por la salud pública mundial, ha advertido tajantemente, que » el fin de la emergencia sanitaria» causada por el COVID-19, no ha dejado de ser una amenaza para la salud mundial.

periodismotrascendente 2025@gmail.com