REFLEXIVO

0
425

REFLEXIVO
POR FIN, entre el grupo de diputados electos de la alianza “paz y progreso” surgió una voz juiciosa, que hace a un lado la bravata y las ansias de revanchismo. Es la de RAÚL BOLAÑOS CACHO GUZMÁN, fáctico líder de lo que ahora llaman “Coalición Legislativa por la Transición Democrática” que conforman los 25 diputados que -si no se dividen y no se dejan corromper, cuestión que dudo porque conozco a muchos de ellos- frenarán los intentos de mayoriteo de los l7 tricolores en la nueva realidad política del próximo Congreso de Oaxaca.
RESULTA interesante leer los “Diez Compromisos por la Transición Democrática en Oaxaca”, autoría, según me informan, del veterano BOLAÑOS CACHO y su equipo de trabajo. Su intención es llevar la diferencia programática a la arena de la política civilizada, no al insulto fácil que confronta y se aparta de los incesantes llamados a la conciliación que hacen la Iglesia , los empresarios y todos los sectores de la sociedad.
DISONANTE del lenguaje montaraz que hemos escuchado en estos días a los de la “paz y progreso”, el documento reconoce que los oaxaqueños votaron “por un cambio de fondo en el ejercicio del poder” y por lo mismo los diputados (los 25 de la coalición, se entiende) “vamos a cumplir, pondremos nuestro empeño para que la alternancia partidista y política le sirva a la gente de Oaxaca”.
REFLEXIONAN que la elección “no representó sólo el castigo a los malos gobiernos priístas, sino una oportunidad para que el nuevo gobierno actúe con rectitud” y ofrecen “unidad, eficiencia, honradez y apego al equilibrio de poderes”.
SE COMPROMETEN a legislar para “empezar a sentar las bases de un régimen democrático y popular”.
EL COLMILLO retorcido del veterano autor de estos compromisos, le indica seguramente que sin inclusión política es imposible gobernar Oaxaca. Por eso ofrece que, aún dentro de sus diferencias ideológicas, cuidarán que haya “corresponsabilidad, rendición de cuentas y un código de ética de los partidos políticos”.
CON LA Coalición Legislativa, dice el texto, podrá ser real la Reforma para la transición democrática, en la que se incluya el referéndum, el plebiscito, la revocación de mandato, cabildo abierto, ley de participación ciudadana, la ciudadanización de los órganos electorales y una relación transparente con los medios de comunicación. “Sólo de esa manera podremos desmantelar el sistema de poder absoluto, propio del caciquismo”.
EN EL TEMA de Justicia y seguridad para todos, dice: “tenemos el reto de impulsar una reforma que recupere el prestigio y la autonomía de las instituciones para que puedan ser garantes de la seguridad de los ciudadanos y el imperio de la legalidad sobre las consignas políticas o de grupo”.
AUNQUE de manera disimulada, también anota en el rubro de “Promoción del desarrollo económico y social”, que “el papel de la educación será determinante para dar sustento a las nuevas estrategias de crecimiento y mejoramiento social. Por lo mismo promoveremos la aprobación de reformas constitucionales y nuevas leyes que fomenten el empleo, el turismo, la educación…”.

CULPA AJENA
EL GRAN maestro del mapachismo, CESAR AUGUSTO SANTIAGO, retornó ayer a Oaxaca. Fue de los primeros -junto con ULISES RUIZ- en enterarse de la derrota electoral el pasado 4 de julio. Esa misma mañana, hacia las 13 horas, le dijo a su homólogo CARLOS JIMÉNEZ MACÍAS “hazte cargo de las declaraciones”, pidió inmediatamente una camioneta y un equipo de guaruras para retornar a la capital del país.
ESTE viejo político, tutor de URO, que hoy se desempeña como vice-coordinador de la bancada del PRI en la Cámara baja, fue el principal operador de las elecciones en Oaxaca. Perdieron y se fue pero ya está de vuelta y a manera de justificación dijo a la agencia JM lo siguiente:
“LA ambición de poder del PAN al aliarse políticamente con sus antagónicos del PRD, PT y Convergencia, ocasionaron un serio problema en la estructura política del país y consecuentemente, un desastre de gobierno”.
“NO hay que desconocer que el país está hecho un desastre, el nivel de la crisis económica es insostenible, el problema de seguridad pública es alarmante, motivo de terror en la sociedad entera y esto es resultante de una confrontación y crispación política del lado del Gobierno Federal obsesivo, ambicioso, cuyo único objetivo es la lucha por el poder”.
LO CURIOSO -¿o será cinismo?- es que el veterano legislador pidió a los presidentes municipales electos de su partido, el PRI, “reforzar la identidad ideológica como base de la ética política”. El exhorto suena burlesco cuando la mayoría de los ediles, mayoritariamente del tricolor, están metidos en serios cuestionamientos por el mal uso de los recursos públicos.
¿DEVERAS?
SI ALGUIEN duda del grado de corrupción en casi todas las presidencias municipales, debe enterarse que hasta los diputados están preocupados por la gran rapiña en casi todos los gobiernos municipales. Solapados no solo por el Congreso que se negó, una y otra vez, a llamarlos a cuentas pese a las múltiples quejas; muchos presidentes municipales hasta fanfarroneaban del poder de sus padrinos y cómplices como ALEJANDRO AVILÉS, RITO SALINAS, JORGE FRANCO, entre otros, que los hicieron partícipes de sus negocios ilícitos: obras fantasmas, costos desorbitados, mala calidad o simplemente cuotas mensuales.
PERO el resultado de la elección del 4 de julio, les vino a trastocar su actitud rapiñosa. Sus cómplices ya no estarán en el poder y podrían ser llamados a cuentas.
ES EL CASO del edil de Santa Lucía, ALEJANDRO DÍAZ quien, según el anuncio del líder del Congreso HERMINIO CUEVAS, pronto será desaforado para ser sometido a juicio penal ¿lo defenderá su protector Jorge Franco?
LOS MISMOS diputados están alarmados por el grado de rapiña municipal. Están por concluir los 152 ayuntamientos que se rigen bajo el sistema de partidos políticos, y casi nadie cumple con la rendición de cuentas públicas ante el Congreso. Si acaso, un 5 por ciento de esos alcaldes, han comprobado bien el destino de los recursos públicos que administraron.
COMO SI se tratara de un favor y no de una obligación legal, el presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoria Superior del Estado, diputado Rogelio Sánchez Cruz, los está exhortando a cumplir con las leyes Municipal y de Fiscalización Superior.
PENOSO que apenas 33 municipios hayan cumplido. Ante tanta impudicia, la misma Auditora Superior del Estado (ASE), Lizbeth Caña Cadeza, está en entredicho. Precisamente ayer, a pregunta expresa de los reporteros, rechazó haber recibido sobornos de parte del edil de Santa Lucía del Camino, Alejandro Díaz o de cualquier otra autoridad o funcionario público para evitar una revisión a las finanzas municipales.
DIJO: “Con la frente en alto sostengo que no he recibido dinero, obsequios ni privilegios de ningún tipo para beneficiar a alguien”. La realidad es que tolerancia tan excesiva en el caso de la revisión de las cuentas de los ediles, persiste. Por ello la titular de la ASE dice que, aunque por ley su cargo dura siete años y aún no cumple dos, tiene que cuidar el prestigio de la institución que encabeza.
ANUNCIÓ que antes del próximo día 15 entregará al Congreso local su informe de las auditorias y nombre de autoridades sancionadas, procedimientos de inhabilitación así como recursos legales para que las autoridades que ejercieron indebidamente el dinero público lo restituyan. Además dará a conocer denuncias penales presentadas ante la Procuraduría General de Justicia por fraude al erario público, a fin de exigir la aplicación de la ley contra los malos servidores ¿Será verdad tanto decoro?

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com
O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx

Compartir
Artículo anteriorEstablece derechos y norma obligaciones para las distintas órdenes de gobierno en el proceso de entr
Artículo siguienteLA MEMORIA
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.

Dejar respuesta