ROCES (I)

0
429

POR FELIPE SÁNCHEZ CRUZ

ESCAPARATE POLÍTICO
LUNES 03 DE octubre DE 2022

CORRÍA el año 1994, gobernaba DIÓDORO CARRASCO ALTAMIRANO. En esos momentos, el notariado, como en todo, no era la perfección (lo perfecto es inasequible) pero poseía cierta credibilidad derivado de algunos indicios de probidad, algún grado de cabalidad se percibía.
HABÍA CIERTOS pactos entre el Colegio de Notarios del estado de Oaxaca y el poder ejecutivo, los nuevos fiats de notarios públicos eran consensuados entre las partes, y ambos lados, tenían sus “cuotas” de nuevos fedatarios.

¿En qué momento comienza a desmoronarse la imagen de muchos notarios? Fue durante el gobierno de ULISES RUIZ, cuando su consejero jurídico, Arturo Vásquez Urdiales, fue señalado por su gremio de “vender” licencias notariales a espaldas del jefe del ejecutivo, esa cualidad furtiva, trajo como consecuencia, que los adquirientes no fueran precisamente un dechado de probidad. De tal tamaño fue la “venta” turbia que, URO cesó al avieso Vásquez.

EL 04 de febrero de 2010, ESCAPARATE POLÍTICO asentaba lo siguiente:
La extinta María Antonieta Chagoya, según los trascendidos, aprovechó la era de URO para crecer las notarías para la familia; el esposo, Carlos Salomón Velásquez, el hijo, Carlos Velásquez Chagoya.
La familia Chagoya también alcanzó a impulsar la notaría del sobrino Raymundo Chagoya, (la mamá de éste también notaria) un intenso acaparamiento familiar que, levantó protestas.
Por lo anterior, cuando iniciaba el sexenio de ALEJANDRO MURAT, el gremio se opuso para que otro hijo de María Antonieta obtuviera su Fiat. ESTOS cuestionamientos frenaron el intento.

En general, en otras entidades, se dieron los primeros ejercicios de acciones legales en contra de nombramientos. En Puebla, por ejemplo, todos los fiats aprobados por el ex gobernador RAFAEL MORENO VALLE, fueron revocados a la llegada del actual mandatario, MIGUEL BARBOSA. A las protestas de los afectados, el gobierno aplicó ciertas amenazas y se apagaron los manotazos.
Ante tantas suspicacias en el notariado, OLGA SÁNCHEZ CORDERO, desde la SEGOB planteaba una reforma constitucional, que permitiera que los nuevos fiats contaran con el aval del Colegio Nacional del Notariado Mexicano, cosa que finalmente no se concretó.

LA Comisión Federal para la Competencia Económica (Cofece) también hizo cuestionamientos a prácticas oscuras en la designación de notarios. Monopolización, etcétera.
El Colegio Nacional del Notariado, descalificó los dichos de la COFECE y ante las acciones que el primero tomó en contra de este último, la Comisión de competencia se retractó.

EL INNEGABLE peso político del colegio nacional, por ende, ha sido buscado, desde el gremio oaxaqueño, por la notaria GUADALUPE DÍAZ CARRANZA. Desde que comenzó a acariciar la idea, recibió total apoyo de los MURAT. No obstante, muchas cosas se complicaron y surgieron ROCES, mañana continuaré relatando al respecto.

Twitter: @escaparate_oax
Correo electrónico: felsan23@prodigy.net.mx