Visión Política -Desde la mañanera

0
173

Por: Fernando Cruz López

Quienes llegaron a pesar que el fiscal del Estado Arturo Peimbert Calvo se había equivocado al detener a la Presidenta Municipal de Asunción Nochixtlán, Lizbeth Victoria Huerta, sospechosa de haber tenido que ver en la desaparición de la activista México-inglesa Claudia Uruchurtu Cruz, ayer se llevaron tremenda sorpresa cuando el Presidente de México, desde “su mañanera” dio a conocer que la munícipe en cuestión, si tuvo que ver en la muerte de Claudia y destaco además que tenían la versión de uno que participo en el crimen y que decidió colaborar con la justicia.

La mencionada presidenta Municipal, Lizbeth Victoria Huerta, era una de las protegidas del senador Salomón Jara, y se decía que por ello seria intocable, sin embargo el fiscal hábilmente encabezo al equipo que realizaba las investigaciones y en la madrugada del pasado sábado logro la detención de la presidenta municipal junto con otros funcionarios municipales y personal de la Policía Municipal de la misma localidad, los cuales al parecer fueron los que se llevaron a Claudia, pues sus protestas ya habían cansado a la munícipe.

Hay que recordar que Claudia Uruchurtu desapareció el pasado 26 de marzo, después de participar en una protesta pública en contra de la presidenta, anteriormente había presentado una denuncia ante órganos de fiscalización por el supuesto manejo indebido de los recursos públicos de Nochixtlán.

Lo mas curioso de todo este caso, es que siendo el senador Salomón Jara muy cercano a la presidenta municipal Lizbeth Victoria Huerta, jamás movió sus influencias, jamás dio una declaración al respecto y mucho menos movió un dedo para lograr su libertad, al contrario la dejo morir sola, como acostumbra hacer el referido Senador, esto según dichos de sus propios colaboradores y gente muy cercana a el.

Mientras tanto, el gobernador del estado, Alejandro Murat, en cuanto se entero de la desaparición de la activista, dio instrucciones de investigar el caso a fondo, fue así como Arturo Peimbert Calvo, atando cabos, recabando información, investigando aquí y allá, interrogando a varios sospechosos, finalmente logro esclarecer el caso y mas tarde detener a la funcionaria municipal, no importando su militancia en el partido Morena, pues como ayer lo dijo el presidente de la nacían, cuando de delitos se traten, sea quien sea, debe caerles todo el peso de la ley.

Estoy seguro que la detención de la Lizbeth Victoria Huerta, puso en alerta a otros presidentes municipales de la región istmeña, que curiosamente son amigos del mencionado Senador Jara Cruz y que están siendo investigados por diversos delitos, entre ellos lavado de dinero, asociación delictuosa y nexos con el crimen organizado. Dice el dicho y dice bien: “Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”…..Búsqueme en Twitter como @visionpolitica7