VOCES

0
236

POR FELIPE SÁNCHEZ CRUZ

-ESCAPARATE POLÍTICO
MIÉRCOLES 02 de noviembre de 2022

FINALMENTE, el mitómano de Macuspana está comenzando a despojarse de su traje de cordero y deja traslucir la realidad, que es en realidad un avieso lobo que tiene como meta la erradicación de la democracia.

COMO hemos comentado en ESCAPARATE POLÍTICO, uno de los sectores que está tratando de incidir en el rumbo político que le está dando el gobierno morenista a este país, es la Iglesia católica y vaya que lo ha hecho sin reservas.

A TRAVÉS de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) la institución religiosa defendió y exaltó el papel que ha jugado el Instituto Nacional Electoral (INE) en la consolidación de la democracia mexicana.
LO ANTERIOR, ante la iniciativa de una reforma constitucional en materia electoral que podría minar todo avance democrático, eliminando al INE para erigir un instituto “palero” (Instituto Nacional de Elecciones y consultas) no solo con menos consejeros, sino, éstos, elegidos a través del “voto popular”.

SI ANTES, la izquierda peleó por tener voz en el poder legislativo, a pesar de no contar con posibilidades de triunfo en las urnas, logró la creación de los legisladores plurinominales para que sus propuestas e ideas tuvieran injerencia en el rumbo que tomara el país, hoy que ya llegaron al poder, pretenden aminorar la figura pues no debe haber voces opositoras. Nada, ni una coma se puede quitar a la voluntad presidencial. Qué mejor manera de lograrlo que con una reforma donde se reduzca a los plurinominales.

LA PROPUESTA busca también “achicar al Tribunal Electoral” y que éste absorba a los tribunales locales.
POR ESTO, en un mensaje sobre esta amenazante reforma, los obispos católicos reconocieron la “importante labor que realizan en la vida democrática de nuestro país, el Instituto Nacional Electoral (INE) y el correspondiente Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF)”.

DICEN los prelados, en defensa del INE: “se trata de una Institución ciudadana que ha madurado gracias a su autonomía de los poderes políticos y, en estrecha relación con la ciudadanía y la pluralidad de los partidos políticos, ha permitido durante los últimos 25 años la realización de procesos electorales (generales o locales) justos, equitativos, abiertos, transparentes y confiables, de forma legal y pacífica, para la renovación de los cargos de elección popular.

“Desde su fundación, el principal fruto (del INE y del TEPJF) fue que el gobierno dejó de ser juez y parte en los comicios electorales, (…) dando paso a gobiernos de distintas opciones políticas, ya sea en los Congresos de los Estados, en las Gubernaturas y Municipios de los mismos, junto a la alternancia en el Poder Ejecutivo Federal y el Congreso Legislativo en su conjunto.
“El INE (…) ha motivado la participación y organización de los ciudadanos para ser los garantes de la imparcialidad y legalidad electoral, ha fiscalizado las contiendas electorales, ha impulsado condiciones de equidad en las contiendas y ha dado solución, en el marco de la Ley, a las inconformidades y controversias, a través del Poder Judicial Electoral (…)”

NO OBSTANTE, la Iglesia exteriorizó su “franca preocupación, al igual que muchos ciudadanos e instituciones de la sociedad civil -y de los mismas organizaciones políticas-, por el impulso que se da a una Reforma Constitucional en materia Electoral, por iniciativa del Ejecutivo Federal, que está en proceso en la Cámara de Diputados y que, por su orientación y motivos, es claramente regresiva, más aún, constituye un agravio a la vida democrática del país, reforma destinada a afectar la representación y el equilibrio de las minorías y mayorías, llevando el control de los comicios hacia el ámbito del gobierno federal centralista, afectando su gestión presupuestal, eliminando su autonomía ciudadana y su imparcialidad partidista”.

NADIE tiene derecho a “impulsar reformas que eliminen o comprometan la fortaleza de las Instituciones que son el soporte del Estado Mexicano, como es el caso del INE y del TEPJF. La sola pretensión de hacerlo pone en entredicho la calidad moral de quienes la impulsan”, dice el Episcopado.

DESDE EL PÚLPITO, hay ya labor para crear conciencia. Veremos si la Iglesia abona a revertir el socavamiento de las instituciones que está logrando el gobierno del mitómano de MACUSPANA. Tiene el control total en la Cámara de Diputados, ha logrado doblar a la Cámara de Senadores. Si logran desmantelar al INE, adiós a la democracia y bienvenido el gobierno no de un solo partido sino de un solo hombre, el narcisista LÓPEZ OBRADOR.

Todo porque el pecado del INE fue avalar la realidad–en los procesos electorales anteriores, en que participó López Obrador–; Que la gente votó no por el peje sino por Calderón y Peña.

Twitter: @escaparate_oax
Correo electrónico: felsan23@prodigy.net.mx