CARROÑEROS

0
503

EN ESA grotesca puja para ver quien sangra más a la raquítica Universidad Autónoma “Benito Juárez”, sin duda que en este momento, las aves de rapiña más insaciables son dos: ABRAHAM MARTÍNEZ ALAVÉS y ENRIQUE LARA GUERRA, ambos manejan a su antojo sus respectivos sindicatos, el SUMA y el STAUO.

EL PRIMERO, navega con bandera de austeridad, se dice democrático pero sus prácticas son las de un verdadero cacique de horca y cuchillo. El golpe más certero contra los grupos que se atreven a disputarle el control de la Escuelas de Leyes, fue la ratificación de la llamada Comisión Académica Administrativa que supuestamente “administra” esta escuela pero en la realidad solo atienden los intereses de Abraham.

LA tripleta integrada por Manuel Jiménez Arango, Juan Pablo Aragón Díaz y Gustavo Alejandro Cruz López, surgió en medio de la encarnizada lucha por el control de esa Facultad que es la escuela más grande -unos 6 mil alumnos, casi 220 maestros- y por lo mismo significa más ingresos que es realmente el botín tan codiciado, además del control político que significa mover a tantos estudiantes. Cuando la elección de director abortó por tanta violencia, los grupos sugirieron repartirse el poder. Obvio, el primero en reclamar su coto fue ABRAHAM quien puso a Manuel Jiménez Arango; el fallido director Alejandro PAZ López propuso a Juan Pablo, y ese personaje que aún cobra como Procurador de Justicia estatal, EVENCIO NICOLÁS Martínez, impuso como suyo a Gustavo Alejandro, como para enviar señales de que en la Universidad también sus chicharrones truenan.

ESTA comisión, de acuerdo a lo establecido debe terminar sus funciones en abril próximo en que tendrá que lanzar la convocatoria para elegir al Consejo Técnico que, a su vez, convocará a la elección de director. Pero ni una cosa ni otra. El audaz Martínez Alavés dijo que esa comisión debe seguir porque así conviene a sus intereses. Falta ahora ver al reacción de los otros grupos de interés.

ES menester saber que con la audacia que lo caracteriza, don Abraham ya controla a los tres comisionados. A eso se debe su decisión de que continúen manejando la Escuela de Leyes hasta que haya condiciones para que su hijo, Eduardo Helmes deje el cargo de secretario particular del Rector para buscar ser director. Al tiempo.

MIENTRAS al regordete ENRIQUE LARA solo lo mueve la superfluidad como su camioneta Hummer, su novia Corazón Saavedra, y el dinero que pretende para “retirarse” y olvidarse de la huelga (20 millones para él y su pareja); a su símil Martínez Alavés lo cautiva su fantasía de verse caudillo. A eso se debe su permanencia de casi 40 años como activista universitario. Pero sus excesos también lo exhiben. Tiene a su esposa, hijos, yernos y buena parte de su parentela en la nómina universitaria. Él mismo no trabaja pero cobra cerca de 40 mil pesos mensuales como maestro de tiempo completo, sin embargo nadie lo ha visto en las aulas en los últimos años.

DESDE abril del año pasado, Martínez ALAVÉS empezaba a trazar el plan para hacer a su hijo director. No hay que olvidar los violentos enfrentamientos provocados por los porros que comanda contra el director “electo” Alejandro Paz López quien se resistía a abdicar.

EL MISMO PAZ acusó a Abraham Martínez de ser el responsable de la violencia en la Facultad. Eso le sirvió a Abraham para afianzar sus ligas con el entonces candidato a rector, Rafael Torres Valdez.

LA PARADOJA es que aunque ABRAHAM Martínez hace gala de su cercanía al Rector, el rechazo a su cacicazgo empieza a ser evidente. A eso se debe que la Policía haya resguardado la reunión del Consejo Universitario que la semana pasada aprobó el Plan Institucional 2008-2012 y ratificó por un año más a la Comisión Académica y Administrativa de la Facultad de Derecho. Esto último es una especie de “joya de la corona” para los Martínez.

CLARO que la seguridad se debió también a las amenazas de Enrique Lara Guerra quien con medio centenar de porros intentó ingresar al Instituto de Bellas Artes en donde sesionaba el Consejo universitario.

PERO no todo fue negro en esa reunión donde explicaron que el Plan de Desarrollo servirá para atraer recursos externos. El Secretario General de la UABJO , Enrique Martínez detalló que en el caso de Pemex, se tiene una gran cantidad de dinero para proyectos productivos de instituciones educativas que tengan propuestas respecto a entorno ambiental. Lo mismo se puede obtener recursos de los municipios a través del ramo 33. Es la tarea que corresponde a los “maestros” pero la verdad es que la academia no les interesa, primero la “grilla”.

CONTRA LA PARED

ENTRE las irracionales peticiones de incremento salarial -de 40 a 270 pesos por hora- del STAUO y los abusos de poder del dueño del SUMA ¿Qué destino le espera a la Universidad ?

SI las exigencias del STAUO fueran atendidas, habría que despedir, cuando menos, a mil docentes de los mil 366 que agrupa este sindicato. El presupuesto actual solo alcanzaría para pagar a 219 maestros con el salario de 272 pesos la hora clase. Entonces la Universidad “ya no tendría razón de existir pues se colapsaría en su función sustantiva, reducir su oferta educativa en más del 84 por ciento”.

LA REALIDAD es que a LARA como a los demás sindicalistas, la ambición los ciega. Con peticiones tan absurdas, pueden matar su propia fuente de trabajo.

Compartir
Artículo anteriorEL AFFAIRE DE LA APPO
Artículo siguienteINADMISIBLE
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.

Dejar respuesta