COMENTARIO A TIEMPO: «Los acuerdos trascendentes de la Cumbre de América del Norte»

0
73

Por Teodoro Rentería Arróyave

QUINTA Y ÚLTIMA PARTE

Concluimos esta serie dedicada a los acuerdos que tomaron los mandatarios, Andrés Manuel López Obrador de México, Justin Trudeau de Canadá y Joseph Biden de Estados Unidos, en la IX Cumbre de Líderes de América del Norte, llamada coloquialmente: La Cumbre de los Tres Amigos.

Decidimos reproducir, sobre todo para los interesados y los estudiosos en el tema, punto por punto de los acuerdos tomados que en el Comunicado respectivo llamaron “Hoja de Ruta”. En esta forma el análisis y la probables discusiones tendrán todo el sustento necesario.

En esas condiciones, ahora nos referiremos a la conclusión de la segunda parte del quinto tema: Migración, desarrollo y una América del Norte segura; así como al ultimo tema: lucha contra la delincuencia transnacional y el terrorismo y desde luego al acuerdo final de esta histórica cumbre trilateral.

• Mejorar la capacidad para detectar tráfico de personas y otros delitos, y crear un grupo de trabajo trilateral sobre el tráfico de migrantes y trata de personas.

• Compromiso a promover retornos ordenados y seguros a lo largo de la ruta migratoria, de acuerdo con las leyes nacionales e internacionales.

Para apoyar nuestros objetivos conjuntos de lucha contra la delincuencia transnacional y el terrorismo, y para reforzar nuestra colaboración en materia de defensa, los líderes se comprometieron a:

• Adoptar un enfoque consistente para recopilar, almacenar, utilizar y compartir los registros de nombres de los pasajeros, tal y como recomienda la Organización de Aviación Civil Internacional.

• Reanudar los trabajos del Grupo de Trabajo Trilateral sobre la Trata de Personas, para combatir el tráfico laboral y sexual en la región.

• Reafirmar los compromisos de la Ministerial de Defensa de América del Norte (NADM), tales como la cooperación en materia de defensa y seguridad regional, la asistencia humanitaria y la defensa regional.

Los líderes -finalmente-, también se comprometieron a crear un plan de alcance trilateral de las partes interesadas como un circuito de retroalimentación esencial con el sector privado, la sociedad civil y otros.

Además, se definió como eje fundamental de la colaboración trilateral la promoción de la cultura de América del Norte por medio de iniciativas en diversos ejes: pueblos originarios, cultura comunitaria, protección al patrimonio, migración y economía creativa y cultural.

Al emular la frase muy conocida, concluimos, ya se escribió, ya se publicó; esperamos que todos estos acuerdos se cumplan a cabalidad en beneficio no sólo de América del Norte, sino de todo el continente, y porqué no decirlos, del mundo en su conjunto.