DESCALIFICADO

0
489

SI EL Instituto Federal Electoral (IFE) perdió credibilidad a partir de que los partidos, principalmente los grandes: PRI, PAN y PRD se confabularon para destruir la ciudadanización del órgano electoral que tantos años y luchas lograron; en Oaxaca, esta institución definitivamente ya no sirve como árbitro de elecciones.

LA ACTITUD tramposa y parcial de su presidente en el estado (vocal ejecutivo, le llaman) JORGE Carlos GARCÍA REVILLA, su cuestionada trayectoria en el cargo –desde 1995–, las sanciones legales de que ha sido objeto y hasta su tráfico de influencia, hacen que el IFE, al menos en Oaxaca, haya perdido credibilidad.

HA PERDIDO hasta autoridad moral lo que deviene en relajo al interior del Consejo estatal donde los vocales, con excepción de su incondicional vocal secretario ABRAHAM LÓPEZ, nadie acata sus disposiciones con seriedad.

POR SI esto no fuera suficiente para mofarse de institución tan devaluada, ayer nos desayunamos con la noticia de que “el IFE revive en Oaxaca a 40 mil muertos” para votar (Despertar. Num.181) ¿Saben a qué lugar de credibilidad ha llevado al IFE? Está en los cinco últimos lugares de los 32 que hay en el país cuando estaba entre los once primeros lugares.

LOS VOCALES estatales y las instancias centrales sabedores de la parcialidad en la actuación del vocal presidente, han hecho todo para removerlo pero esas situaciones burocráticas y legaloides, lo han salvado.

EN EL AÑO 2003, por ejemplo, cayó en la parcialidad más aberrante. En vísperas de las elecciones, el consejero presidente no aguantó más el asedio de su mecenas DAVID PALACIOS GARCIA y que cae en la trampa.

RESULTA QUE se inclinó por una decisión que lo marcará para la historia: Perdió la imparcialidad que debe honrar al árbitro electoral y lo más delicado, involucró a todos los consejeros al firmar, sin su consentimiento, un desplegado periodístico para favorecer al partido Convergencia. La pifia les valió ser citados por la propia Fiscalía para delitos Electorales.

OTRO RESBALÓN garrafal fue la impugnación que se ganó por haber transgredido la Ley electoral al convalidar aquella farsa de la alianza por el cambio (formada por el PAN y Verde Ecologista) el 15 de Abril del año 2000 al aceptar el registro del candidato PABLO DE JESÚS ARNAUD CARREÑO, toda vez que por ley los registros de las alianzas de los candidatos a diputados federales se registran en el Consejo general del IFE con sede en la ciudad de México, por lo que con esta situación, el IFE se convirtió en cómplice actuando como parte y autoridad al recibir la documentación cuando ésta ya había sido entregada en la ciudad de México, teniendo como único fin realizar un acto político.

EL HISTORIAL de este funcionario esta lleno de triquiñuelas. En 2007 fue removido del cargo pero ganó el juicio y entró nuevamente en funciones como Vocal Ejecutivo Local.. Durante la reunión efectuada en las oficinas del IFE, García Revilla regresó triunfal a su puesto en Oaxaca luego de algunos meses en el estado de Tabasco con la misma función. Los consejeros tuvieron que aceptarlo para dar cumplimiento al acuerdo del Consejo General del Instituto Federal Electoral de fecha 31 de octubre de 2007. Regresó al cargo por la sentencia emitida por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en el expediente SUP/JLI/78/2007.

ESTE y otros hechos relevantes de parcialidad, han merecido serios cuestionamientos contra GARCÍA REVILLA pero allí sigue, y hasta “revive muertos” para que voten.

FUNCIONARIO del IFE desde el 26 de julio de 1995, García Revilla ha caminado en el filo de la navaja, entre severas críticas por su permanente afán de pasarse por el arco del triunfo el reglamento del Consejo local, como aquella ocasión en que autorizó que la consejera Blanca Castañón Canals, cabildeara directamente con el representante del Partido Convergencia, Víctor Hugo Alejo. Su evidente parcialidad la justifica con evasivas: “No soy perfecto, como todo humano me equivoco”, suele decir.

CUANDO sus superiores consideraron que su parcialidad era insostenible, dispusieron su permuta. Los enviaron a Tabasco y el vocal presidente de aquel estado fue traído a Oaxaca pero inició un juicio que, finalmente, ganó aunque su desempeño no mejoró. Ha venido de más a menos. Del lugar 15 de eficiencia pasa al 26 entre los 32 vocales ejecutivos locales. Hasta el proceso electoral del año 2006, la evaluación de eficiencia e imparcialidad cayó al lugar 26 de los 32.

LOS ANHELOS de pulcritud, imparcialidad y credibilidad de una institución que nació como el árbitro ideal para los procesos electorales en nuestro país, han sido destruidos.

EL INGRESO de García Revilla, se debe a padrinazgos políticos ligados a los intereses de grupos políticos del viejo PRI. Al dejar la dirección del Instituto Tecnológico de Oaxaca, fue “premiado” con el nombramiento de vocal ejecutivo del Consejo número 3; después saltó como vocal estatal del Registro Federal de Electores. Estos cargos los obtiene con el padrinazgo de su mecenas DAVID PALACIOS GARCÍA, tío del ex gobernador DIODORO CARRASCO ALTAMIRANO, a quienes ha mostrado obediencia y sumisión al grado de poner en entredicho la imparcialidad del IFE.

SU SERVILISMO no es nuevo. En mayo de 1997 registramos la tendencia de torcer las normas del IFE a pesar de que entonces ya se decía que la sociedad civil participaba en la supervisión de las elecciones.

EN AQUELLOS días fue criticado por haberse negado a la capacitación del personal para el manejo de unas cuarenta casillas ubicadas principalmente en los distritos de Teotitlán y Miahuatlán y algunas de Juchitán y Huajuapan.

ADEMÁS, el vocal ejecutivo del IFE ignoró una serie de denuncias por actos de corrupción e inmoralidad de algunos vocales distritales, pero allí sigue.

SU actuación como árbitro electoral ha sido muy impugnada por todos los colores. En la Sala Regional, en la Fiscalía Especializada para Delitos Electorales, en el Consejo General del IFE y en la Contraloría Interna del IFE hay expedientes en su contra. Hasta un procedimiento administrativo tiene en su haber. En el expediente DESPE/PA/001/01 y mediante resolución de fecha 22 de junio de 2001, la autoridad determinó imponerle a GARCÍA REVILLA la sanción de suspensión de ocho días.

Compartir
Artículo anterior¡QUE EXPLIQUEN!
Artículo siguienteEMPECINADO
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.

Dejar respuesta