DESDEÑAN PROPUESTA DE SOLUCIÓN A LA PROBLEMÁTICA DEL COMERCIO INFORMAL

0
255

Francisco RAMÍREZ

De pena ajena. La propuesta de acuerdo para solucionar la problemática del comercio informal en la vía pública, fue desdeñada por el Cabildo de Oaxaca de Juárez. Con once votos nominales en contra y cuatro a favor, se echó por tierra la intensión de los concejales Luis Arturo Ávalos Díaz Cobarrubias, Xhunaxhi Fernanda Mau Gómez, Pavel Renato López Gómez, Tania Caballero Navarro e Indira Zurita Lara, de poner fin al sitio al cual se somete, desde el pasado 15 de julio, a la Alameda de León, Zócalo y Andador peatonal Alcalá.

“Nadie toma el toro por los cuernos”. Mientras a decir de la Secretaría Municipal que el gobierno del Estado se ha negado de manera sistemática a recibir la solicitud de audiencia aprobada por el Cabildo () y atender conjuntamente con el gobernador Alejandro Murat el tema del comercio informal; los integrantes de la comuna desaprueban una propuesta para desahogar el tema, que por un mes, ha generado todo tipo de críticas y descalificaciones por parte de un sector de la población que desaprueba la implementación de un operativo policiaco en el primer cuadro de la capital.

Fue un diálogo sordo. Un debate que llegó a durar más de la hora y media y que al final, sólo dejó ver la lucha de intereses, donde tal vez encausar la problemática sólo dejaría ver “la cloaca” en la cual se encuentra sumergido el gobierno de la ciudad.

SOLO UNA VOZ

En su oportunidad y en respaldo al documento presentado al cabildo, el regidor Ávalos Díaz Covarrubias, recordó que algunas voces de la sociedad y de funcionarios de la administración municipal, han estigmatizado la actividad comercial en la vía pública. “Algunos piensan que el ambulantaje es un cáncer”.

Asimismo dijo que los sociólogos y antropólogos, lo consideran un fenómeno, una manifestación de causas objetivas.

Apuntó que esta actividad en Oaxaca de Juárez se ha conducido y se sigue conduciendo por las vías de la negociación discrecional o a criterio personal, “es decir al margen de la legalidad”, lo que viene propiciando corrupción, impunidad y conflictos. Sin dejar de lado los mecanismos de clientelismo; una característica del sistema político mexicano.

EL concejal también apuntó a favor del acuerdo, que anteriores gobiernos optaron por acciones de corto plazo, que aunque visibles y mediáticas, en poco o nada contribuyeron a dar solución, lo que explica, entre muchos otros factores, que el desorden y la ilegalidad en materia de comercio en vía pública haya adquirido una condición estructural.

“El caos, la crisis, el desorden, como gusten llamarlo, que hoy impera en relación a los ambulantes, seguirá si no atacamos las causas políticas que dieron origen, la corrupción, la impunidad, la omisión y el abuso de poder”.

Insistió que el problema principal es el relajamiento a la vigilancia de los actos de los funcionarios a la luz de la norma jurídica, estatal y municipal, y se ha dejado de cumplir con la ley tomando un camino incorrecto.

“Hay un reconocimiento expreso de que se comenten actos ilegales desde las oficinas de la administración municipal”, sostuvo.

Asimismo afirmó que la ciudadanía está pidiendo a gritos que se cumpla “con nuestra responsabilidad” y para mencionar algunos ejemplos, puso por delante a los Vecinos del Barrio de la China, a quienes no se les considera para dar la anuencia a los vendedores ambulantes que obstruyen las banquetas, obstruyen el paso a personas en silla de ruedas principalmente.

De igual manera a los Comités de Vida Vecinal de El Marquesado, quienes exigen se cumpla con el acuerdo de cabildo del cuatro de septiembre del dos mil doce, de no otorgar permisos en su colonia. Y han solicitado la reubicación de la feria que lleva ya varios meses instalada en esta zona.

También están los escritos de queja de la colonia Siete Príncipes, la colonia La Noria, la colonia Los Ríos, la Colonia Articulo 123 y la Colonia Cocijoeza, entre otros.

Así también están las quejas de las diferentes organizaciones del Mercado Benito Juárez Maza, así como la mesa directiva del Mercado IV Centenario, Alianzas Empresariales y comerciantes del Centro Histórico y Agencias de Turismo, quienes han insistido en muchas ocasiones que la autoridad respete la ley.

En este mismo sentido, apuntó que hay testimonios que en los tianguis funcionarios encubren a extorsionadores que amenazan a los comerciantes que son independientes; en la administración de mercados se hacen engorrosos los trámites violando derechos con el argumento anticonstitucional de que es para que no generen “derechos”.

Asimismo denunció que hay funcionarios que se atribuyen facultades que no son de su competencia y terminan tomando decisiones que son exclusivamente del Ayuntamiento, tal es el caso de la complacencia y autorización para usar la vía pública, banquetas, cruces peatonales, así como se permite la venta de licor en las calles, que aunque todos aquí sabemos que se prohíbe, la mayoría prefiere callar.

“Es del dominio público y toda la gente sabe que hay corrupción, omisión y opacidad en este asunto y Se ha naturalizado encubrir las malas prácticas”, dijo.

Ante lo expuesto, no hubo mayor comentario de los integrantes del Cabildo, quienes se centraron sólo en cerrar el paso a la propuesta, que si bien pudo haber sido modificada en su momento, sólo sirvió para encubrir esta problemática, que a lo lejos se convierte en una “verdad de escándalo”, toda vez que regularizar y ordenar encontrarán la madeja de lo que hoy al interior del municipio se está ocultando.