Detrás de la noticia: ¡Cuidado, la impunidad trae la justicia por propia mano!

0
116

Alfredo Martínez de Aguilar

Para ilustrar el hartazgo de los ciudadanos, nada pinta mejor de cuerpo entero que la golpiza recibida por el presidente municipal de Santa María Jacatepec, Gadiel Rodríguez Gómez.

Agredir y retener al edil chinanteco, es resultado de la falta de transparencia y rendición de cuentas por la inoperancia de los órganos de fiscalización, Congreso y Auditoría Superior.

Una de las mayores maldiciones que provoca la orgía de sangre a lo largo y ancho del territorio nacional es, sin duda alguna, la escandalosa impunidad creciente, que impone la ley de la selva.

Su causa, motivo y razón última son las amplias redes de criminal complicidad, resultante de la corrupción sin límite ni llenadera alguna, convertida en principal fuente de riqueza mal habida.

En la vieja escuela del periodismo en la que el aprendizaje al mejor estilo clásico entraba con sangre hirviendo, aprendimos que lo más importante en periodismo es lo más próximo y cercano.

En ese sentido, para ilustrar el hartazgo de los ciudadanos, nada pinta mejor de cuerpo entero que la golpiza recibida por el presidente municipal de Santa María Jacatepec, Gadiel Rodríguez Gómez.

El edil del Partido Encuentro Solidario (PES) aliado de Morena, es acusado de presunta corrupción de al menos 15 millones de pesos desviados de dos obras, las cuales presentan un 75% de avance.

Resulta importante analizar dos elementos que detonaron la irrupción de alrededor de 200 personas armadas con palos al interior del palacio municipal de Santa María Jacatepec, Tuxtepec.

Agredir y retener al munícipe chinanteco, durante su segundo informe de labores, por los vecinos de la comunidad de La Joya, es resultado de la falta de transparencia y rendición de cuentas.

Obligada y necesariamente tenemos que concluir que son inoperantes los órganos de fiscalización, empezando por el Congreso local y la Auditoria Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca.

Hasta ahora se ignora totalmente el quehacer de Sarahí Noriega Ricárdez, titular de la ASFEO ya que incumple con el derecho a la información y a saber, pues nada informa de sus labores.

Al igual que en muchos otros rubros, están fallando en general el presidente de la Junta de Coordinación Política, Sergio López Sánchez, y el presidente de la Mesa Directiva, Samuel Gurrión.

Lo mismo ocurre con los integrantes de las Comisiones Permanentes de Vigilancia de la Auditoría Superior de Fiscalización del Estado y de Vigilancia del Sistema Estatal de Combate a la Corrupción.

Obviamente, también están fallando el Fiscal General del Estado, José Bernardo Rodríguez Alamilla, y el Fiscal Especializado de Combate a la Corrupción, Jorge Emilio Iruegas Álvarez.

En otras palabras, se trata de instancias del Gobierno de Oaxaca fallidas, cuya irresponsable omisión, negligencia y probable complicidad con los munícipes corruptos provoca impunidad.

No hay que descartar, desde luego, la mano negra del diputado federal de Morena Victor Raúl Hernández López, quien presuntamente azuzó a los vecinos de la comunidad de La Joya.

alfredo_daguilar@hotmail.com director@revista-mujerss.com @efektoaguila