Detrás de la noticia: Don 30% en el gobierno de Gabino y Don 15% con Jara

0
549

Alfredo Martínez de Aguilar

* Por su modus operandi “El Coco” Castillo, fue motejado por sus propios compañeros de gabinete y los constructores oaxaqueños como Don 30%, al cobrar esta comisión por contrato, por adelantado.

* Hoy, Don 15%, sepulta la esperanza de frenar la corrupción del pasado y sabotea los proyectos insignia de Salomón Jara, el CIRRSU en San Lorenzo Albarradas, la supercarretera a la Costa y el Interoceánico.       

Muchas veces escuchamos “la ociosidad es la madre de todos los vicios”, atribuyendo al tiempo libre, una condición perversa, cargada de prejuicios generadora de presuntas conductas viciosas.

Es, además, frase atávica recurrente de las viejas dictaduras, tanto de izquierda como de derecha, expresada de manera machacona como si las personas no supieran qué hacer con el tiempo libre.

La izquierda valora de manera superlativa el valor del trabajo, poniendo la productividad al servicio de una causa superior, sin reparar en la remuneración, pues se trabaja al servicio de esta.

La derecha llegó a menospreciar el ocio, porque era el nido donde supuestamente se incubaban pensamientos e ideologías peligrosas y revolucionarias, indeseables para la estabilidad del poder.

Sin embargo, en la posverdad, la terca realidad mexicana y oaxaqueña de la postmodernidad, se ha superado la letra y espíritu de este refrán por “la corrupción es la madre de todos los vicios”.

La fake news de la Ficha Roja de la Interpol y la DEA de Jorge Enrique “El Coco” Castillo Díaz en redes sociales actualiza la escandalosa corrupción de uno de los vicegobernadores de Gabino.

Causó revuelo incluir a “El Coco” Castillo con Notarios del Cártel del Despojo, presuntamente con nexos en la compra de precursores de fentanilo en China, pasando por Venezuela hacia México.

“El Coco” Castillo se hizo célebre en las cañerías de la corrupción sin límite ni llenadera durante la primera alternancia política en la gobernación del estado por cobrar 30% por contratos de obras.

Las prácticas viciosas del pasado que no ha terminado de morir resurgen con renovados bríos en la tercera alternancia con Morena en el gobierno de la Primavera Oaxaqueña con Salomón Jara.

Por su modus operandi “El Coco”, fue motejado por sus propios compañeros de gabinete y los constructores oaxaqueños como Don 30%, al cobrar esta comisión por contrato, por adelantado.

Hoy, al convertirse en Don 15%, uno de los supuestos amigos y colaboradores más cercanos del gobernador Salomón Jara Cruz, sepulta la esperanza de frenar la corrupción del pasado.

La corrupción del alto funcionario es piedra de escándalo entre los integrantes del gabinete legal y ampliado al trascender que el cobro del 15 por ciento sabotea los proyectos insignia de su jefe.

Con este modus operandi actúa y echa a perder la solución a la crisis de la basura con el Centro Integral de Revalorización de Residuos Sólidos Urbanos (CIRRSU), en San Lorenzo Albarradas.

Si la construcción del Centro Integral de Revalorización de Residuos Sólidos Urbanos requiere una inversión de 900 millones de pesos en cuatro años, imagínese cuánto exige Don 15 por ciento.

Lo mismo ocurre en San Vicente Coatlán con la supercarretera Oaxaca-Puerto Escondido en el tramo Barranca Larga-Ventanilla por el conflicto agrario con el municipio de Villa Sola de Vega.

También cobra en las obras del Corredor Interoceánico, particularmente, en la modernización del puerto de Salina Cruz con la construcción de la Escollera Oeste en las Salinas del Marqués.

Por su ambición futurista no importa al funcionario afectar la imagen personal y de gobierno de Salomón Jara, ya que se trata de proyectos estratégicos del presidente Andrés Manuel López Obrador.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila