Detrás de la noticia: En las candidaturas, hay que identificar al dueño del perro o de la perra: Rubach

0
259

Alfredo Martínez de Aguilar

* El reto lo tiene Xóchitl Gálvez, la candidata del Frente Amplio por México (FAM), primero, porque arrastra tres marcas totalmente desprestigiadas, segundo, cuántos candidatos ciudadanos creen ustedes que van a tener la posibilidad de ser nominados por los tres Partidos para el proceso 2024.

* La única posibilidad que tiene el Frente Amplio por México, es resolver en lo local con candidaturas nuevas, frescas, no corruptas, no con cola que les pisen, sin historia negra del pasado, pero de dónde van a sacar esas candidaturas, de dónde van a salir, adelantó Gisela Rubach Lueters.

Hoy como nunca, la operación política es fundamental y se resume en la “plancha”. “La parte más fuerte en estos tiempos siempre son las candidaturas, empezando por identificar al dueño del perro o de la perra, a qué grupo pertenece, te arreglas con esos precandidatos o con el líder de ese grupo”.

La política es un tablero de ajedrez donde cada uno de nosotros somos una pieza y hay alguien más que mueve esa pieza. Hay algún personaje que mueve cada pieza y habemos piezas desechables y eso es parte de la operación política. ¿Quién mueve cada pieza en este país? Uno.

“¿Quién subió a Xóchitl? ¿Quién subió a Samuel? ¿De veras se mueven solos? ¿Qué le pasó a Xóchitl, cuando va y se queja de que el presidente comete violencia política de género en su contra, la deja de nombrar el presidente y qué pasa con Xóchitl se cae su posicionamiento electoral”.

Es algo que se pondrá a prueba hoy en el caso de Morena, con las candidaturas en los nueve estados con cinco mujeres y cuatro hombres, puntualizó de manera contundente la estratega política Gisela Rubach, durante la presentación del libro “Operación Política. El nuevo príncipe” de Cipriano Flores.

En la vida real se opera con un manotazo, con un expediente o con una 45 y un expediente, y para “planchar” amenazas, secuestras, matas, desapareces, con tal de conseguir el objetivo. ¿Se vale o no se vale? Se nos olvida que al final del día la política es una guerra en la que buscamos el poder,

“Para qué diablos quiere un político el poder donde ahora te matan o tienes que arreglarte con los malos para poder llegar, prácticamente tú no gobiernas, qué margen te dejan para gobernar o de plano llegan y te dicen como Partido, si no es fulanito es zutanita, no hay manera de que ganes”, cuestionó.

La autora del prólogo y epílogo del libro, se preguntó para qué quieres tener poder. Ojalá entendamos que para poder ayudar a la gente, para poder hacer un montón de cosas que desde la sociedad civil no lo puedes hacer, dijo en el Auditorio La Tormenta de la Universidad José Vasconcelos (UNIVAS).

Señaló que algún encanto ha de tener el gusano del poder, “que una vez que te pica no hay remedio en la botica. Nada más que llegas y todos se pierden en el ego, que luego se convierte en soberbia y olvido de la gente. ¿Hay que estar cerca de la gente en las desgracias o minimizando el problema?”.

No hay dinero que alcance para cumplir las promesas y ofertas de campaña. Por qué nos cuenta tanto trabajo enterar y no es un tema solo en México, lo vemos en todos lados. El principio de la accountability tiene que ver con la rendición de cuentas y transparencia en el ejercicio del dinero público,

“Pero lo primero que hacemos es comprar la Suburban más machuchona o mamona que podamos encontrar”, lamentó la Directora General de Consultores y Marketing Político y Coordinadora de Diplomados de Marketing Político del ITAM, al igual que Cipriano Flores Cruz.

¿Qué es lo que enoja y molesta a la gente? Cada vez tenemos dos elementos que inciden más tanto en el voto como en la evaluación de quién gobierna: La ira y el enojo y, ahora, está entrando el miedo a que regresen los que ya se fueron, además estamos viviendo en México un proceso bien interesante.

El corrupto más grande que ha conocido el estado, la rata más rata que ha habido, cambia de Partido y se convierte en santo. Los priistas se santifican cuando se van a otro partido de una manera impresionante. No cambia la esencia de la persona, pero ya no cargan con un paradigma asociado.

El año que entra, por primera vez en la historia de México, veremos la lucha por la presidencia entre dos mujeres de perfiles muy distintos, una con una marca muy poderosa. “Claudia Sheinbaum prácticamente no tendría que hacer campaña, lo que más le conviene es flotar, no cometer un error y flotar”.

El reto lo tiene Xóchitl Gálvez, la candidata del Frente Amplio por México (FAM), primero, porque arrastra tres marcas totalmente desprestigiadas, segundo, cuántos candidatos ciudadanos creen ustedes que van a tener la posibilidad de ser nominados por los tres Partidos para el proceso 2024.

La única posibilidad que tiene el Frente Amplio por México, es resolver en lo local candidaturas nuevas, frescas, no corruptas, no con cola que les pisen, sin historia negra del pasado, pero de dónde van a sacar esas candidaturas, de dónde van a salir, adelantó Gisela Rubach Lueters.

Probablemente, tendremos a un candidato de Movimiento Ciudadano que indiscutiblemente llamará la atención a los jóvenes porque tiene buen manejo de redes, nadamás que Nuevo León no es México, y si Verástegui consigue firmas para ser candidato independiente se llevará el voto del panismo duro.

Este no quiere a Xóchitl por mal hablada, por mal vestida, porque no tiene imagen de Presidenta, por el aborto, por el tema de la agenda LGBTXZY, entonces, a dónde van a jalar a esa otra opción, dónde queda la operación política, quién la hace, quiénes son los operadores de una y otra.

En la presentación del libro “Operación Política. El nuevo príncipe” de Cipriano Flores participaron Francisco Ángel Villarreal y Luis Miguel Santibáñez Suárez.

alfredo-daguilar@hotmail.com                                                          director@revista-mujeres.com                                                                @efektoaguila