Detrás de la noticia: Por soberbia, amenaza basura sepultar a Rigoberto Chacón

0
116

* Con el ilegal cierre del tiradero a cielo abierto, Rigoberto Chacón lanzó “fuego amigo” contra sus compañeros presidentes municipales del Movimiento de Regeneración Nacional en la zona metropolitana.

* Por segunda ocasión se revierte la crisis de la basura contra Rigoberto Chacón, al protestar los habitantes de la Villa de Zaachila tirándola en el Palacio Municipal y en la propia casa del presidente municipal.

El ilegal cierre del tiradero a cielo abierto, la soberbia y mezquindad del edil de Zaachila, Rigoberto Chacón, ha atentado contra la salud de más de un millón de habitantes de la zona metropolitana.

Criminal decisión, totalmente ilegal, ya que las 16.74-96.27 hectáreas fueron expropiadas desde 1985 a favor del Municipio de Oaxaca de Juárez y no de la Villa de Zaachila, hace ya 37 años.

Con el cierre del tiradero a cielo abierto, Chacón lanzó “fuego amigo” contra sus compañeros presidentes municipales del Movimiento de Regeneración Nacional en la zona metropolitana.

De manera particular, provoca grave daño al ambiente, a la salud y a la imagen política y gobernabilidad municipal de su correligionario de la capital oaxaqueña, Francisco Martínez Neri.

Afortunadamente, gracias a Dios, hay una justicia universal inmanente, karma o yin yang, y al que obra mal se le pudre el tamal y, ahora, el criminal cierre del tiradero se revierte contra Chacón.

La falta de un destino final o tratamiento de la basura ha pasado de ser un grave problema de salud pública a un no menos grave conflicto político-social que genera creciente ingobernabilidad.

Habitantes de los barrios de Zaachila, integraron un Consejo Ciudadano, a fin de dialogar con la autoridad municipal y encontrar solución al problema del tratamiento de los residuos sólidos.

Sin embargo, el munícipe mantiene una actitud de cerrazón y rotunda negativa para instalar una mesa de diálogo, por lo que a la fecha no se tiene una solución viable a esta problemática.

Solicitan al gobierno federal y estatal, intervenga, ya que Chacón incumple con la prestación de servicios básicos, establecidos en la Ley Orgánica Municipal, lo que genera ingobernabilidad.

Los habitantes advierten que de no contar con atención a su demanda, la asamblea general decidirá las acciones de protesta serán contundentes, entre ellas el boicot a la Guelaguetza local.

Al descontento de la comunidad por la crisis de la basura se suma la inseguridad que se agrava por el paro de labores de la Policía Municipal, por lo que la ingobernabilidad aumenta cada vez más.

Al agravarse, la anarquía se convierte en caos por la soberbia del munícipe de Zaachila, Rigoberto Chacón, a grado tal que la crisis de la basura amenaza con sepultarle a él y a su gobierno.

La falta de voluntad política, disposición y capacidad manifiesta su ineptitud para encontrar una al problema por nueve meses respecto de la recolección y tratamiento de los residuos sólidos.

Indignados por no tener un lugar donde tirar la basura, los habitantes de Zaachila protestaron por segunda ocasión, tirándola en el Palacio Municipal y en la propia casa del edil Rigoberto Chacón.

El hartazgo de los 25 mil habitantes de Zaachila es manifiesto de manera permanente, después de nueve largos meses de enfrentar la crisis generada por la falta de un destino final de la basura.

Sin un sitio de depósito o tratamiento de la basura, esta no solo contamina el ambiente y daña la salud, prohijando fauna nociva, sino contaminando los mantos acuíferos y las fuentes de agua.

Es innegable la ineptitud e irresponsable omisión y negligencia de las autoridades de los tres órdenes de gobierno para buscar la solución a largo plazo en los 28 municipios metropolitanos.

En la génesis de la crisis de la basura destaca la soberbia y mezquindad del presidente municipal de Zaachila, Rigoberto Chacón, a pesar de estar comprometido con la salud como médico.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila