Diputado de Oaxaca y su hijo son recluidos en penales de Veracruz

0
119

Durante la noche del 6 de noviembre fueron trasladados a la sala de juicios orales para la audiencia y legalización de su detención

AMATLÁN, VER.- El diputado del distrito 1 en Acatlán de Pérez Figueroa, Oaxaca, Gustavo Díaz Sánchez fue recluido en el penal de Pacho Viejo, por portar un arma de uso exclusivo del ejército, mientras que su hijo José Alberto Díaz y otro joven identificado como Oliver «N» fueron trasladados al penal de mediana seguridad La Toma en el municipio de Amatlán de Los Reyes.

Fue la noche de este sábado 6 de noviembre que fueron trasladados a la sala de juicios orales para la audiencia y legalización de su detención.

En lo que enfrentan su proceso penal, los detenidos permanecerán en Pacho Viejo y el Cereso La Toma, respectivamente.

El hijo del diputado conocido como «El Gato» fue detenido por elementos de la Fuerza Civil el pasado 4 de noviembre en el municipio de Tezonapa cuando viajaba en una motocicleta en compañía de otros jóvenes.

Posteriormente, el diputado acudió a la delegación de Seguridad Pública del Estado en el municipio de Fortín de las Flores para saber sobre la situación de su hijo.

Ese mismo día Lázaro Cruz Bustamante, empleado del ayuntamiento de Cosolapa, a través de una transmisión en vivo denunció que no sabían nada del diputado:

«Estamos rodeados por elementos de la Policía Estatal, estamos en la vía pública y no nos dejan pasar ni salir, ya nos revisaron. Estoy con la esposa del diputado (Gustavo Díaz), Araceli López Madrigal y otros compañeros.»

Durante la tarde del jueves 4 de noviembre se registraron diversos bloqueos en la región de Tezonapa, y al día siguiente en el municipio de Cosolapa Oaxaca, el alcalde encabezó una protesta para pedir la liberación de «El Gato» con el argumento de que son personas de bien.

No obstante, el gobernador del estado de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez en una conferencia de prensa realizada el viernes 5 de noviembre confirmó la detención del diputado oaxaqueño y su hijo, a quienes relacionó como presuntos cabecillas de una organización del crimen en Oaxaca y Veracruz, y  advirtió que en Veracruz nadie estará por encima de la ley.