EL SALTO DEL CHAPULÍN

    0
    527

    HEMOS insistido en este espacio que mientras el arquitecto RAFAEL TORRES VALDEZ, Rector de la Universidad Benito Juárez, no pinte su raya ante el grupo caciquil de los MARTINEZ que encabeza don ABRAHAM, su administración corre el riesgo de quedarse entrampada en la violencia y la decadencia académica.

    DEBE abrevar de la experiencia de su antecesor FRANCISCO MARTÍNEZ NERI quien, una vez tomado los hilos del poder, le dio en pago por su apoyo para ganar la Rectoría , una serie de posiciones como la Secretaría Particular y puestos para toda su parentela, pero le acotó toda inferencia política. Esta fue una decisión inteligente que le permitió mantener a la UABJO en relativa calma, al menos no con tantos sobresaltos como los que hoy enfrenta pues de cada mes de actividad escolar, casi la mitad se pierde en toma de oficinas, bloqueos y huelgas. Una situación insostenible que, al final, puede dar la imagen de un rectorado nulificado.

    EN ESTE momento, por ejemplo, con la disparatada petición de inscribir, a como dé lugar, a 300 destripados en los exámenes de admisión, nuevamente tienen tomadas las instalaciones de CU.

    CON LA ocupación de oficinas y espacios universitarios, los grupos porriles, como la FUDEP , UJR filial del FPR y adictos a los Martínez, han saqueado oficinas. Ante vandalismo sin límite, el mismo Rector TORRES VALDEZ insistió ayer en pedir la intervención de la Policía. Esto finalmente no ocurrió por la oposición férrea de los funcionarios afines al cacique ABRAHAM MARTÍNEZ ALAVÉS y el conflicto mantiene en calidad de rehén a la comunidad universitaria.

    PERO esto no es nuevo. Es una estrategia de los grupos para mantener sus parcelas de poder. El problema que cada año enfrenta la Universidad con los rechazados no solo se origina por la presión y el chantaje de los grupos porriles progobiernistas o pro-appos, sino también por la ambición política y económica de algunos líderes sindicales y funcionarios universitarios. Por ejemplo, se sabe que el año pasado, por estas mismas fechas, uno de los más interesados en recomendar y autorizar el ingreso de cientos de aspirantes destripados fue EDUARDO MARTÍNEZ HELMES secretario particular del Rector e hijo del cacique de SUMA, Abraham Martínez Alavés.

    LOS QUE bien conocen el tejemaneje de los grupos de poder, me dicen que aprovechando que su hermano Abraham Martínez Helmes, está al frente de la Dirección General de Cómputo y que tiene acceso privilegiado al Sistema Institucional de Control Escolar (SICE), lo que le permite disponer de las claves confidenciales de acceso a dicho sistema que solamente se asignan a los directores de escuelas y facultades, ordenó la inscripción de cientos de aspirantes de todas las carreras sin consultar con los directores ni mucho menos con la Dirección de Servicios Escolares.

    COMO evidencia de las traiciones es que el Rector Torres Valdez se enteró del asunto mucho tiempo después, cuando varios directores se inconformaron por el abuso de poder de su Secretario Particular.

    Hoy, la estrategia de la familia Martínez Helmes, es otra: se valen de grupos porriles que operan en la facultad de Derecho, curiosamente todos identificados con la APPO para hacer lo mismo: Reclutar a activistas y porros a los que luego usan para generar conflictos en las escuelas y facultades o para hacer clientelismo electoral.

    Lo peor de todo es que la más engañada, en todos estos juegos perversos del cacique de SUMA, es la Secretaria Académica , Josefina Aranda que anda pregonando que nadie que no haya aprobado el examen de admisión ingresará a la UABJO.

    Dejar respuesta