“ENCUESTITIS”

0
405

“ENCUESTITIS”

CUANDO la encuesta le favorece al candidato del partido que la paga echan las campanas al vuelo. El otro desmiente y se mofa.

Cuando el que decían iba abajo en las preferencias electorales paga su propio sondeo y sale arriba, vuelve el bullicio y el que ahora está abajo echa pestes. El juego político parece ser: A ver quién atiza mejor la piromanía política.

No estoy hablando de los piromaniacos gabinistas que con la APPO incendiaron la ciudad en noviembre de 2006 ¿recuerdan aquella llamada telefónica en la que el hoy flamante senador convergente ERICEL GÓMEZ ordenaba “diles (a los de la APPO) que no toquen las oficinas de la Unión de Crédito porque allí tengo intereses…”?

COMO para refrescarnos la memoria, allí están, aún chamuscados, el edificio que albergó el Poder Judicial, y la casa particular en la esquina de 5 de Mayo y la Avenida Morelos. Esta última la incendiaron creyendo que allí se alojaba el Registro Público de la Propiedad.

¡OAXACA, no pierdas la memoria! Hasta el momento nadie ha dicho a los dueños de esa casa particular que fue de una arquitectura admirable, cómo resarcir el daño.

AH, pero los dueños de la sección 22 del SNTE, ya recibieron millonarios pagos del gobierno como indemnización por los daños del fallido desalojo de su plantón en julio del 2006 ¿Y los perjuicios ocasionados al pueblo, quién los paga?

EL MISMO JUEGO

PERO retomando el tema de las encuestas, no hay mejor ardid que una encuesta de los políticos para distraer al enemigo. Eso está pasando en este momento. Salvo honrosas excepciones, los métodos científicos de las encuestas públicas han sido pervertidos cínicamente. Nadie ignora que las encuestas favorecen a quien las paga.

NO HAY que olvidar la genial mentira del Peje LOPEZ OBRADOR cuando aseguraban en vísperas de las elecciones del 2006: “voy 10 puntos arriba de Calderón”.

PRÓXIMAS las elecciones de julio del 2004, la misma jugarreta ensayaba GABINO la primera ocasión que perdió.

AL SABER, igual que hoy seguramente, que su multimillonaria campaña no prendía, se puso a jugar con los sondeos de las supuestas preferencias electorales. Ordenaba encuestas “a la medida” que, al final, le sirvieron como argumento para alegar “fraude” ¿Recuerdan?

QUIEN miente una vez, mentirá siempre, reza la filosofía popular. Eso hace Gabino. Pregonaba en el 2004 que Consulta Mitofsky, lo ubicaba como “gobernador electo” con una diferencia de 9.2 puntos porcentuales: La alianza “Todos Somos Oaxaca”, 36.4 puntos. “Nueva Fuerza Oaxaqueña” 27.2.

IGUAL que hoy, los del PRI también desmintieron y, al final, los votantes -no los encuestadores- decidieron. En estas elecciones no puede ser diferente a pesar de la fiebre protagónica que padecen nuestros políticos.

TLACOLULA

CON RAZÓN este personaje es visto entre la clase política como un “Fouchecito”. (José Fouché, símbolo de la política francesa soterrada y abyecta)

DE ACUERDO al siguiente relato, algunos precandidatos del PRI a la presidencia municipal de TLACOLULA, me confirman que el poder de ALEJANDRO AVILÉS no tiene límite, que está por encima del predominio que, se supone, debe tener ya el candidato tricolor EVIEL PÉREZ MAGAÑA.

DICEN que fueron citados por los delegados que maneja AVILÉS para una reunión general donde la dirigencia formal del PRI, iba a decidir quién era el mejor posicionado en las encuestas. Eso fue un vil engaño, me dicen, porque -en el caso de Tlacolula- ya habían decidido en la oficina de Avilés que la candidata sería CONCEPCIÓN ROBLES ALTAMIRANO. Una de mis fuentes asegura que inmediatamente le comunicaron que no siguiera con la farsa. Que Cony había convenido con Avilés que, una vez en el palacio municipal, éste tendría asegurada una prebenda mensual de cien mil pesos. “Se lo firmo y se lo sostengo”, dice mi informante.

ESTO último habría que corroborarlo, pero una cosa es evidente: Que el “Fouchecito” se mueve como el “poder tras el trono”. No solo decide sobre los delegados del gobierno, también dispone quién sí y quién no para las candidaturas. Y para mala suerte del municipio de TLACOLULA ya decidió que sea una priísta, perdedora de la elección pasada.

LOS precandidatos -más de una docena-, dicen que si el alto mando de su partido avala el negocio, digo, la elección de AVILÉS, el futuro de TLACOLULA será desastroso.

SE INQUIETAN ante el dilema: Si el edil panista, Rolando López Maldonado, tiene a ese municipio sumido en la corrupción, la mentira y la ingobernabilidad (desde hace más de un año no despacha en el palacio) es imposible que gane otro panista, pero con CONY ROBLES es difícil que renazca la confianza. Mencionan a bote pronto las traiciones, corrupciones y mentiras de esta dama.

RECUERDAN que al perder la presidencia municipal, Cony pidió para el PRI cuatro posiciones. Dos concejales y dos directores.

CUANDO Rolando López, empezó a hacer obras fraudulentas y desviar los recursos (cerca de 50 millones de pesos al año, de los cuales 15 son ingresos propios que gasta sin rendir cuentas) el regidor priista Jesús Rodríguez lo encaró en dos asambleas públicas y lo tachó de corrupto. Junto con su colega concejal Ernesto Salomón Chagoya, “renunciaron” al igual que los directores de ecología y de Gobernación, Alejandro Eloy Matías y Moisés Luís.

SE VINO la descomposición del Ayuntamiento. La frivolidad y corrupción del presidente municipal; los escándalos de su esposa y presidenta del DIF Juana Cernas que en tres ocasiones se trenzó a golpes con la secretaria municipal Enriqueta Aguilar, en sus mismas oficinas. Se disputan los amoríos de Rolando que, con todo, allí sigue, sostenido en base al despilfarro del erario municipal. La insolencia de estas damas es tal que aunque hay un acta de cabildo donde las destituyen por sus escándalos, siguen cobrando. La presidenta del DIF, dicen, se lleva 25 mil pesos quincenales.

PERO allí no para el cochinero -como dijera FOX-. Cuentan que la esposa de Rolando, pagó con dinero municipal y con la venta de despensas del DIF y hasta los bastones que debería regalar a los ancianos, todos los boletos para que una de sus hijas fuera coronada reina de la escuela privada donde estudia.

Cuando el Comité para la Defensa de los Recursos Naturales de Tlacolula y el pueblo se cansaron de tantos abusos, tomaron el palacio y pidieron la desaparición de poderes municipales, la corrupción se extendió. Entraron en defensa del edil, los diputados panistas Gerardo García Henestrosa, Dagoberto Carreño Gopar y hasta convencieron a la pulcra doña Perla Woorlich. Imploraron al gobierno priista que no les quitaran “el único municipio y cabecera distrital” que gobiernan”. El caso fue llevado hasta la Secretaría de Gobernación.

DESPUES DE un año de la toma del palacio, y cuando el pueblo estaba por lograr la destitución de presidente municipal tan nefasto, se interpuso la mano negra de CONCEPCIÓN ROBLES. Dicen que esta dama pactó con Rolando el regreso de los dos concejales priistas para apoyarlo y restar fuerza a los que pedían su destitución. A cambio, pidió el pago retroactivo del salario de los dos directores que habían renunciado. Lo raro es que ese dinero no llega ni a Eloy Matías ni a Moisés Luís.

SI LA Auditoria Superior del Estado revisara realmente las cuentas, encontraría con que desde hace 17 meses en que esos directores renunciaron, su salario sigue saliendo puntualmente. Si un director municipal cobra 14,600 pesos cada mes, en 17 meses por dos, hacen una pequeña fortuna.

EN EL mismo Cabildo comentan que la corrupción es tal que las divergencias contaminaron hasta a los dos regidores priistas. Es un secreto a voces el hecho de que Ernesto Salomón se haya distanciado de Jesús porque, suponen, que este recibió 150 mil pesos por la reconciliación con Rolando, pero no compartió con su colega, como habían convenido.

ABANDONADO y sin gobierno, el pueblo de Tlacolula esperaba reencontrar su destino al elegir nuevo presidente municipal pero hoy su esperanza se trunca entre una candidata perdedora y desleal, y un partido como el PAN, con los mismos vicios del PRI. Realmente hay que compadecerlos.

Compartir
Artículo anteriorA D V E R S O
Artículo siguiente¿LOS MEJORES?
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.

Dejar respuesta