ENGAÑABOBOS

0
231

Por Felipe Sánchez

-Escaparate Político

El politólogo serrano Cipriano Flores observa que hay políticos tan astutos que, para ocultar sus malas pasiones, mucho antes de la Pandemia ya les veíamos una máscara imaginaria. Por esto el ciudadano común debe estar muy alerta, debe aprender a identificar a esos políticos para su provecho. Es decir, si los engañó una vez no dejar que los sorprenda nuevamente, y menos con una reelección continua.

Sería lo ideal, pero para eso se requiere un poco de cultura y algo de conocimiento sobre la trayectoria de los políticos que dicen gobernarnos o que se dicen nuestros representantes populares. Esto es indispensable para que no se repitan amargas experiencias como la reelección de los diputados Benjamín Robles Montoya “Carasucia” y de su esposa Maribel, ambos prolongarán su beca de diputado federal por tres años más. Las siglas partidistas no significan ideología para este enmascarado. Usa a los partidos como desechables. Así utilizó al MC, luego al PAN, después al PRD y ahora al PT al que le saca provecho con el partido Morena.

Si bien es cierto que “Carasucia” de dice militante del PT alcanzó la reelección gracias a los votos del Morena. Increíble cuando los principios de este partido indican: “no robar, no mentir, no traicionar”. El número de sufragios que le aportó el llamado Partido del Trabajo fueron casi nada.

La astucia del político chilango importado de Michoacán por el gran saqueador Gabino Cué, no tiene par. Resulta increíble cómo ha burlado a los mejores grillos de la política chapulinera. Y eso es decir mucho, pero es incomparable. Avanza como camaleón de mil colores ha sido diputado local, diputado federal, Senador y alto funcionario público de todos los partidos, haciendo a un lado a los militantes y sus méritos.

SE ESTABA TARDANDO

Resulta interesante observar su personalidad como personaje habilidoso y deshonesto lo que le ha permitido una carrera vertiginosa en la política cortesana de la intriga.

La naturaleza perjura del “Carasucia” lo delata y como le ha sucedido siempre, empieza en este momento en el PT a caminar entre las arenas movedizas de la ingratitud como lo hizo metódicamente con los políticos que le tendieron la mano en Michoacán, en Oaxaca y en todos los partidos políticos que le han dado fama, poder y dinero.  Las señales que ha enviado con el show que montó en la Cámara baja para defender a dos diputados repugnantes, de su misma calaña, lanzan la señal de que ya desenfunda la puñalada trapera para asestar la traición al PT.

Las crónicas en los medios nacionales así lo describen:

La coalición gobernante manejó de la peor manera en el Congreso el proceso de desafuero en contra de los ex diputados Saúl Huerta y Mauricio Toledo. Hicieron tortuguismo y al final enviaron a la población el mensaje de que son iguales que los diputados de antes. Los acusados tuvieron tiempo de sobra para preparar su huida, lo que convierte a sus colegas diputados en cómplices de la impunidad.

TAL PARA CUAL

Los impresentables diputados Gerardo Fernández Noroña y Benjamín Robles Montoya, ambos del PT caen en el dicho del “Tal para cual”. Los dos son de la misma calaña y junto con el cleptómano acusado de enriquecimiento ilícito Mauricio Toledo, armaron una defensa a ultranza ¿saben para qué? Intentaron salvar del desafuero a un violador de jóvenes y a un ladrón de dinero público.

Un medio nacional dijo que aun cuando la bancada del PT se rasgó las vestiduras por siete meses en defensa de Mauricio Toledo ante las imputaciones de enriquecimiento ilícito, al final solo 22 de sus 43 integrantes votaron contra el desafuero, mientras que otros 17, entre ellos los “finísimos” diputados Gerardo Fernández Noroña y Benjamín Robles Montoya “Carasucia”, se ausentaron, tres más se abstuvieron y uno, José Ángel Pérez, votó por el retiro de la inmunidad.

Pero son insaciables, quieren más vergüenzas.  Fernández Noroña se le fue a la yugular a Pablo Gómez líder del PRD: “Si le hubiera echado las mismas ganas a su campaña contra Gabriel Quadri que al desafuero de Mauricio Toledo, Pablo Gómez no habría perdido” espetó Noroña.

Para mayor vergüenza, el diputado “Carasucia” junto con su par “Norroña” y otros dos legisladores hicieron el show de abandonar la sesión cuando la Opinión Pública fustigaba severamente la actitud deleznable del Poder Legislativo que se empeñaba en proteger a dos delincuentes.

“Norroña” igual que “Carasucia” son dos diputados desastrados. Los dos fueron echados del PRD donde también militaron. Dos años y medio después los del Sol Azteca admitieron que Mauricio Toledo también salpicó y perjudicó a este partido.