ESTOY DE ACUERDO

0
612

Por: Javier HERNANDEZ CORDOVA

Estoy de acuerdo con la columnista del diario Tiempo, Rosy Ramales cuando en una reciente entrega de su Crónica Política menciona a dos respetables y a la vez inteligentes damas como magníficos prospectos para sus respectivos partidos políticos, si de equidad de género se trata en una próxima contienda de tipo electoral: Rosa Nidia Villalobos González y María Guadalupe González Ruiz. La primera una priísta combativa de primera línea y con una experiencia y preparación a toda prueba; la segunda, panista de abolengo, también con amplia experiencia no solo profesional sino política y administrativa.
Pero a pesar de su indiscutible militancia, y de ser le heroína de muchas batallas, jamás el PRI le ha sabido reconocer los méritos en campaña a Rosa Nidia Villalobos y la ha dejado rezagada, sin permitirle estar en los desfiles de la victoria.
Es en casos como el de Rosa Nidia, cuando quienes somos observadores y no activistas políticos llegamos al desconcierto, al grado de no entender el por qué el PRI muchas veces es tan ingrato con sus militantes más leales y aguerridos y por lo regular, le da espacios y oportunidad a arribistas, juniors o simples recomendados que solo han llegado a demeritar el verdadero oficio político.
Con toda sinceridad, no se puede concebir que el PRI como partido prefiera sostener en posiciones político electorales, o posiciones de partido a damas como Margarita Liborio o Carolina Aparicio cuyo historial, es por todos ampliamente conocido, y que por el solo hecho de ser damas, dejamos hasta aquí cualquier opinión respecto a ellas.
Con respecto a María Guadalupe González Ruiz puedo afirmar que es una de las pocas mujeres panistas de gran valía, con enorme capital político, sensibilidad y una capacidad a toda prueba, Es tal vez dentro de los delegados del gobierno federal, de los pocos azules que se salvan de los señalamientos con índice de fuego.
Estoy de acuerdo con Rosy Ramales, no solo por estas dos menciones, sino en el contexto del segmento donde toca este tema. Aunque podría agregar que, tal vez no se le esté dando en el PRI a la mujer los espacios que por equidad le corresponden, porque la equidad se está dando por otra vía, es decir, se les da oportunidad a quienes representan a los dos sexos a la vez, ya ven que eso esta de moda en estos momentos.

Dejar respuesta