¿HOMBRE O MUJER?

0
395

Por Felipe Sánchez     

-Escaparate Político

Como para reiterar o rectificar la señal que dejó el abrazo que dio a la senadora Susana Harp en uno de los intervalos de su gira por la zona de Matías Romero, en el Istmo de Tehuantepec, un reportero le preguntó al presidente López Obrador:

¿Hombre o mujer para la candidatura al gobierno de Oaxaca?

El mismo AMLO durante su conferencia mañanera en la sede de la 28 zona militar, reconoció: “fue una pregunta muy ingeniosa que me hicieron en el aeropuerto, pero yo respondí: “lo que digan los oaxaqueños, y es lo mismo que puedo repetir ahora”.

Otra colega reportera insistió: ¿Quiénes van a decidir?

“Los ciudadanos y para eso es la encuesta. Entonces, quien resulte, y no me puedo meter”, insistió el presidente quien, al parecer, dejó claro que no habrá dedazo. Lo que sí hizo fue reconocer la trayectoria de los dos que más suenan y que mencionó por su nombre, aunque dijo: los quiero mucho a todos, los conozco a todos. “Desde hace muchos años conozco a Salomón, recorrí con él, y con Gabino en su tiempo, antes de que fuese gobernador, todo Oaxaca, le tengo aprecio, conoce todo Oaxaca, y es mi amigo. Y conozco también a Susana y la considero una mujer de primera, sensible, defensora de las culturas de Oaxaca”.

Aunque en la contienda interna los precandidatos, especialmente Susana y Salomón, se han olvidado de la civilidad política, López Obrador dijo con ironía. Yo conozco a todos, o sea, son hermanas, son hermanos.

VA LA ENCUESTA

Luego se preguntó, pero ¿Quién los conoce más? Y el mismo se respondió:

“Pues los ciudadanos, la gente. Lo importante es que se lleve a cabo el proceso, no sólo en Morena, en todos los partidos, sin conflictos, aun cuando siempre en estas épocas se despiertan mucho las pasiones y brota la ruda franqueza”.

Esta es la visión que tiene AMLO sobre el desarrollo de la contienda por la candidatura morenista al gobierno del estado, pero en los hechos la guerra desatada es encarnizada.  Las pasiones brotan, según reconoce el mimo presidente.

La realidad es que ninguno de los precandidatos más vistos, Salomón Jara y Susana Harp, pide ni da cuartel. Además de sus declaraciones que saturan las redes, publican sus encuestas, se sitúan como los elegidos y un día sí otro también, se ubican como los elegidos. No se ve la civilidad política.

EL SALTO DEL CHAPULÍN

La manera en que se conducen los dos sobresalientes de la contienda política, permite ver que no están de acuerdo en los llamados a la disciplina y la unidad partidista que pide el delegado Oscar Cantón y menos cuando en el grupo de Salomón Jara descubren que hay “dados cargados”. Caso concreto el reclamo que airadamente hizo el senador al ver que su petición de sustituir al dirigente estatal del partido Morena, Sesúl Bolaños, no tuvo eco. Al contrario, aparece más fortalecido en el cargo y hasta se atreve a dejar la curul plurinominal que le regalaron. Dice que pedirá licencia porque su tarea es conducir el proceso preelectoral. Una vez que sea candidata Susana Harp dice que analizará si regresa o no a la diputación.

Mucho se comenta entre los operadores de Jara que éste no está cruzado de brazos. Que no se dejará vencer tan fácilmente. Para eso están trazando un Plan B.

Aunque ha dicho que, en caso de no ser candidato, no dejaría su partido (Morena), la verdad es que es un ofrecimiento de político. Hace unos meses, algunos de sus allegados revelaron que estaba en pláticas con el MC. Apenas la semana pasada surgió otro comunicado del PRD que, sin venir al caso, anunció que no haría alianza con el PRI y lanzó su convocatoria para la candidatura al gobierno del estado. Llama la atención porque es un partido prácticamente desfondado, sin embargo, niega ir en alianza electoral que sería lo único que le ayudaría para mantener su registro.

El partido amarillo casi en extinción, celebró el pasado día 20 su Quinta Sesión y octavo Consejo Estatal donde lanzó pronunciamiento tan raro. Si no tiene en sus filas un candidato competitivo ni votantes suficientes para intentar siquiera ir a una contienda, entonces ¿qué busca?

Lucubran que en el partido Morena, el calor de la contienda y el resultado puedan provocar una fuerte purga que provocaría deserciones. Entonces el PRD podría “cachar” al disidente que podría ser el mismo Jara.