MUY TRILLADO

0
693

Hasta donde recuerdo, cada vez que se avecina un proceso electoral, se repite lo mismo: que será histórico, que será inédito, sin precedentes, que representará el verdadero cambio que se requiere dentro de la democracia…que se derrotará al PRI, etc.
También recuerdo que en los últimos tiempos, se tiene ya como una especie de costumbre que el gobernante en turno y el PRI, con cierta antelación “siembre” a los que serán más adelante sus candidatos, con la aplicación de todos los recursos, apoyos y su respectiva profusión de publicidad para “imagen” en los medios de comunicación, en forma tal que a los déspotas y arbitrarios los convierten en simpáticos accesibles y sencillos, a los corruptos en honrados y decentes, a los torpes en inteligentes, etc.
Lo anterior, es algo que ya le está molestando y se convierte en odioso para el ciudadano común, sobre todo para los electores, y que de seguirle dando continuidad podría revertirse en contra de quien utiliza este tipo de estrategia, que ya se ha desgastado.
Pero no solo a los ciudadanos comunes les molesta y lastima esto, también a los propios priístas, muchos de ellos con una larga trayectoria partidista, ya han manifestado su repudio e inconformidades por este tipo de prácticas. De ahí las alusiones y mensajes dirigidos hacia uno de los precandidatos, Eviel Pérez Magaña y que seguramente son perfectamente entendidos por el primer priísta del estado, que es quien finalmente decidirá quién será su sucesor.
Y es que, efectivamente se antoja chocante y hasta ofensivo que en los últimos meses, de la noche a la mañana, todos los días, y en todos los medios de comunicación se publiquen notas informativas de actividades realizadas por Adolfo Toledo Infanzón como senador. Se toma la foto para aparecer entregando un balón de fútbol a un equipo deportivo, o porque hace cualquier declaración, por trillada o banal que ésta resulte… vamos, hasta si se tira una “pluma” quieren publicitarla.
Lo mismo ocurre con Eviel Pérez Magaña que siendo diputado por un Distrito recorre todo el estado para reuniones o para cualquier pretexto, pero, sobre todo, para entregar mensajes y hacer propuestas y promesas fuera de lugar o que contradicen al gobierno estatal. Promesas y propuestas ya demasiado trilladas que mas huelen a demagogia que a otra cosa…tanto que varias de ellas son similares a las que hicieran en su momento Vicente Fox o Felipe Calderón y que, ni siquiera estando en la presidencia de la República lograron cumplir en lo mas mínimo, al contrario….¿ Miren que ofrecer más empleos, seguridad, educación? ¿Por qué no ofrecer algo más tangible como el castigo correspondiente o hasta la cárcel para todos aquellos constructores que han entregado malas obras, defraudando a municipios y comunidades? ¡Ese sería un buen tema y argumento, porque además, es algo creíble porque él conoce a fondo todo el asunto!..¿.Pero eso de hablar de lo que no conoce?
Eso es lo que ya no le está gustando a los oaxaqueños, porque no se trata tanto de heredar la silla del palacio de Gobierno (perdón, la silla de la casa oficial allá en Coyotepec) a alguien que solo sirva para cuidar la espalda u ocultar errores, o que pueda ser manejado como simple títere. Se trata del destino de Oaxaca y los oaxaqueños, de ahí la necesidad de seleccionar, no a un improvisado, a un inexperto o desconocedor de varios puntos que son torales para le entidad.
Si efectivamente son seis los precandidatos del PRI, y de entre ellos se va a seleccionar al contendiente a la gubernatura. Quien tiene la decisión en la mano debe de pensar muy bien en su momento histórico, sobre todo cuando también en los últimos tiempos se ha demostrado que los neocaciquismos ya no funcionan, y por el contrario han resultado contraproducentes, si no, se piensa asi, no hay mejor prueba que lo que ocurrió con Diódoro Carrasco y con José Murat. Pero si se obra con cordura y visión de estadista, qué mejor ejemplo que el de Heladio Ramírez López, que cumplió con Oaxaca y se retiró a otras latitudes en las que aún sigue vigente.
¡Esta es mi visión de la política chocante y trillada de los últimos tiempos!

Dejar respuesta