PERVERSIDADES

0
60

Cuando se ha iniciado el proceso de una de las elecciones políticas más competitivas que culminará en junio próximo, en muchos políticos afloran ideas, prejuicios, perversidades, aspiraciones y miserias.

Bajezas como las que vuelve a exhibir Benjamín Robles Montoya “Cara sucia” el chilango traído de Michoacán por Gabino Cue para envilecer la política en Oaxaca. Tal como lo he dicho en este espacio, solo esperaba estas fechas electorales para volver a dar el zarpazo de la traición con todo y que decía ser “cien por ciento obradorista”.

Dije en anteriores entregas que la naturaleza del “Cara Sucia”, es la perfidia.

Así lo hizo contra sus padrinos en el PRI, en el MC, en el PRD y ahora en el PT al romper la coalición Morena-PT con las que, según calculaban, podrían enfrentar exitosamente en Oaxaca a la coalición PRI-PAN-PRD.

TRAIDOR POR NATURALEZA

Traicionó al PRI que le abrió las puertas del poder político en Michoacán. Después vino a Oaxaca de la mano de su mecenas Gabino Cue y juntos dejaron el tricolor para brincar al MC partido del cual fue diputado local. Hombre fuerte en el gobierno “del cambio” jugó el papel de “ministro sin cartera”. Con tanto poder hizo que el gobernador Gabino negociara para que el PRD lo hiciera su candidato al Senado y ganó. Terminó por asestar la puñalada traidora a su gran protector Gabino y, luego renegó del partido amarillo. Posteriormente brincó al PT y sin haber cumplido cabalmente con el escaño que le dio el PRD saltó a los brazos del Peje y afianzó su sociedad con Alberto Anaya propietario del PT desde 1990. Su audacia le ha dado magníficos resultados. Botó la senaduría para ser candidato a diputado federal de la coalición “Juntos haremos historia”. Consiguió también candidaturas para su esposa, su vástago Alfonso y su hijo putativo Cesar Morales. Con excepción de Alfonso, los tres son diputados. 

Recordemos la fábula de la ranita: “Un escorpión le pide a una rana que le ayude a cruzar el río prometiendo no hacerle ningún daño. La rana accede subiéndole a su lomo, pero cuando están a mitad del trayecto el escorpión pica a la rana. Ésta le pregunta incrédula: «¿cómo has podido hacer algo así?, ahora moriremos los dos«, ante lo cual el escorpión responde: «no he tenido elección, es mi naturaleza«.

Esto es lo que ha vuelto a suceder con la naturaleza pérfida del “Cara Sucia”.

POR DIEZ MONEDAS

La nueva traición fue por diez monedas, digo por 10 curules. Para mantener al PT en la coalición con Morena, Cara Sucia exigía diez candidaturas para él y sus incondicionales. “Quiso amenazar con sus pretensiones” acusa el dirigente local morenista Sesul Bolaños, pero “no accedimos y negocio con los otros”.

Taimado como es, nadie puede dudar de los señalamientos que hizo el morenista contra “Cara Sucia”. Lo menos que le dijo fue mercenario.  Queda en el aire la pregunta: ¿cuántos cientos de millones de pesos estuvieron en juego para que este esbirro del PT diera al traste con tal coalición?

INELUDIBLE

Otro acontecimiento que deja ver el intenso miedo que genera la coalición “Va por México” PRI-PAN-PRD como competidor fuerte en la próxima contienda, es la lucha interna que provocó en el PRD y culminó con el desconocimiento de su dirigente estatal José Julio Antonio Aquino.

Este perredista como presidente municipal de Xoxocotlán fue acusado por desvió de multimillonarias cantidades de dinero por lo que ahora no puede ser diferente. Enseñó el cobre a tres meses de que fuera electo dirigente estatal al suscribir -dicen- una alianza electoral “muy sospechosa”.  

El PRD convocó a su Consejo Político estatal cuyos integrantes, en su inmensa mayoría, coincidieron al decir que perdieron la confianza a su dirigente por haber suscrito una coalición electoral sin el consenso de las bases. Como sustituto fue electo Carlos López Jarquín.

EL SALTO DEL CHAPULÍN

Como dice la canción: el veterano patriarca de la corrompida COCEI Carlos Sánchez López saca de su vejez fuerzas y ambiciones para seguir en el pandero político.

Con el imberbe Héctor, hijo de aquel fiero militante Víctor Yodo desaparecido hace más de 40 años, desempolvan el tema y hacen sonar nuevamente en Juchitán el nombre de Víctor Yodo para justificar su nueva embestida política con el mismo objetivo: obtener dinero del gobierno.

Héctor hizo circular ayer en las Redes sociales un pronunciamiento donde dice que el presidente AMLO los recibirá para hacer resurgir de las cenizas el viejo tema. Hay que recordar aquellos años cuando los hoy abuelos de la envilecida COCEI negociaron la entrada triunfal del presidente Salinas a Juchitán declarado primer Ayuntamiento Popular, a cambio de lo mismo: dinero. 

Compartir
Artículo anteriorADIOS AL INAI
Artículo siguiente¿RECICLAR DIPUTADOS?
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.