POLÍTICA BAJUNA

0
426

Por Felipe Sánchez       

-Escaparate Político

Me dice un influyente morenista que una de las recomendaciones que más insistentemente hacen al interior de su parrido es la no confrontación entre los precandidatos y, con mayor razón, cuando surja el abanderado. Hasta el momento, cuando ya se han definido prácticamente los dos jugadores con posibilidad real de ganar la candidatura, la recomendación de unidad camina, pero al revés.

La división y confrontación han subido de tono entre dos grupos perfectamente marcados. El de Salomón Jara contra el de Susana Harp. El choque de trenes parece inminente luego de la embestida que padeció la semana pasada en la zona de Matías Romero la señora senadora. Fue una ofensiva estilo delincuencial porque hubo hasta disparos de armas de fuego.

Alarmada por el estilo cavernícola con que los políticos chapulineros suelen dirimir sus diferencias (y eso que tiene como asesor de cabecera al violento Flavio Sosa “demonio de Tasmnia”) doña Susana, notoriamente alarmada, relató lo sucedido en las redes sociales.

Refiere que su gira por esa región donde “casualmente” se encontró con AMLO, fue muy difícil por el ambiente de rijosidad. Diversos grupos con altavoces y música de sus recientes grabaciones, invitaban a las autoridades municipales y organizaciones a no participar en los actos de recepción de la precandidata.

Por si eso no manifestara ambiente político tan hostil al interior del partido Morena, la diputada federal morenista Irma Juan Carlos, en un recorrido que hizo por la Costa chica volvió a expresar su enojo por el desaire que -según ella- padeció de Susana Harp. “Simplemente por ser mujer indígena fui invisible para esa senadora durante un evento de protesta contra la violencia política contra las mujeres, a la que asistí”.

SUSANA, ARRIBISTA

En otra conferencia volvió al encono. Insistió en que el hombre y mujer que sea candidato debe sujetarse a la convocatoria. “Susana se inscribió aun sin militancia porque no fue una condición para registrarse. Hay personas que han negado ser del Morena como la senadora y no es agresión hacia ella, simplemente estamos diciendo la verdad. Susana ha negado ser de Morena incluso la primera vez cuando mi partido la incluye en sus encuestas, se molestó y no quiso afiliarse. Nosotros quienes participamos en este proceso nos sujetamos a las decisiones de la Comisión Nacional de Elecciones y del Comité Ejecutivo Nacional. En este sentido quiero llamar la atención del pueblo de Oaxaca para que piense a la hora de votar, aunque ya sabemos, como dice Andrés Manuel, que el pueblo es sabio y va a saber tomar la última decisión. Va a tener la oportunidad de decidir, si elige alguien que no es de Morena o alguien que sí es, que ha caminado y que está aquí por principios y convicción”.

EL SALTO DEL CHAPULÍN

Al interior del PRI saben que es difícil ganarle al candidato del Morena salvo que a la hora del “destape” se fraccione en dos o tres grupos o, de plano, se haga pedazos. Hay quienes a eso apuestan, aunque lo ven difícil porque el Morena es una marca anclada en la figura del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Estas posibilidades sacuden el letargo del PRI que el fin de semana empezó a dar señales de posicionamiento de sus precandidatos que, por lo visto, no andan con muchos ánimos ante el dominio del adversario.

No fue muy convincente, ni para ellos mismos, el arranque de la precampaña de Mariana Nassar, Eufrosina Cruz, Francisco Ángel Villarreal y Germán Espinoza Santibáñez ante unos militantes desganados. Mas gris se vio el evento ante la suspicaz ausencia de los otros dos “distinguidos” priistas que supuestamente renunciaron a sus cargos para sumarse a la competencia por la candidatura.

No acudió “El Yoyo” Díaz supuestamente enfermo y el ex titular de la Comisión Estatal del Agua, Héctor Pablo Ramírez Leyva optó por glorias pasadas. Recurrió a los cientos de seguidores que lo acompañaron en su periplo al dejar el PRI en 2018 para brincar a la alianza PAN-PRD-MC con la idea de ser senador de la república. Le gano Morena.

Acompañado solamente por el delegado del comité nacional del PRI, Alejandro Guevara, Héctor Pablo dijo un discurso ambivalente. Pidió que el partido tricolor analice la trayectoria de los aspirantes para seleccionar al que tenga la mejor trayectoria. Aunque organizó su propio evento en un exclusivo hotel para manifestar sus deseos de ser candidato a gobernador dijo que “debe ser el hombre o mujer del PRI que tenga el mejor perfil para competir con dignidad en las próximas elecciones. No necesariamente debe ser Héctor Pablo, el PRI debe incluir a todos los que aspiren, pero después elegir al de mejor trayectoria”.

Compartir
Artículo anterior*.- Nueva variante
Artículo siguienteEL SALTO DEL CHAPULÍN
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.