RECORREN EL VELO

0
328

EN ESTOS días han ocurrido dos cosas que seguramente enfrían el ánimo del senador appista GABINO CUE MONTEAGUDO en su obsesión por convertirse en el sucesor de ULISES RUIZ.

PRIMERO. Apareció en uno de los periódicos más apegados al Peje LÓPEZ OBRADOR ( la Jornada ), una nota que viniendo de ese medio, seguramente le da que pensar.

DICE: “En Oaxaca avanzan los planes para que el movimiento social de 2006 acabe en las alforjas políticas de la clase política de oposición. Las cúpulas estatales del PAN y el PRD, tradicionalmente manejadas mediante compra directa por los gobernantes en turno, han dado un
primer paso para postular un candidato de unidad a la gubernatura, que muy probablemente será Gabino Cué, actual senador de Convergencia y hombre ligado políticamente al ex gobernador de la entidad, el ex priísta Diódoro Carrasco, que ahora es panista. Con el argumento tremendista de que sólo mediante la mezcla del agua y el aceite se
podría impedir la continuidad del grupo político de Ulises Ruiz, ahora se impulsan coaliciones oportunistas a las que se dará un tratamiento de simulación cosmética mediante el antiquísimo mecanismo de convalidación a través de foros, consultas, reuniones y propuestas ciudadanas que según eso servirán para integrar, oh, sí, una agenda común de trabajo. López Obrador, que hace campaña semana tras semana en favor de Cué, habrá de mostrar si en materia de alianzas con el PAN tiene dos varas para medir, pues en otros casos similares ha rechazado con enjundia cualquier forma de alianza con el partido de la derecha que, por lo que se ve, en Oaxaca podría gozar”.

Este comentario de inmediato tuvo sus efectos.

PRIMERO, eL martes pasado GABINO ya no se presentó al aeropuerto local para recibir, como era su costumbre, al “presidente legítimo”. Su lugar lo ocuparon el veterano y auténtico luchador social, FELIPE MARTÌNEZ SORIANO, y el piromaniaco FLAVIO SOSA.

QUEDARON más que pasmados los que vieron muy solícito junto al “legítimo”, al siniestro personaje incitador de la violencia contra el pueblo en el 2006.

PERO como no va a ser así si “el Demonio de Tasmania” el instigador más visto de la APPO , acaba de decir que está a favor de la alianza política entre el PRD y el PAN con miras a las elecciones de 2010 cuando AMLO sostiene lo contrario porque PRI y PAN “son de la misma mafia”.

“CONSIDERO que es una buena posibilidad para una importante etapa de transición y sino por lo menos de alternancia que sería importante para la vida política de Oaxaca”, expresó el regordete cabecilla e incitador profesional de la APPO.

DECLARACIONES tramposas, convenencieras que inmediatamente alertan a los oaxaqueños medianamente enterados pero que parecen animar a los ingenuos, esas masas que no escarmentaron de la triste aventura a que los empujo el piromaniaco en el 2006.

EXTERNÓ inmediata satisfacción porque “este tipo de coaliciones podrían ser la vía para que se cumplan planteamientos de diversas organizaciones sociales tal como lo declaró el dirigente del PAN Carlos Alberto Moreno, quien aseguró que retomarán las demandas de la APPO ”.

LA AMBICIÓN del “demonio” surgió espontánea. Brotó inmediatamente su oportunismo político al dar por hecho la mezcla del “agua y el aceite” luego de saber que el dirigente panista Carlos Moreno da por hecha esa grotesca mezcla “mediante una emulsión”. Su apetencia por el poder lo hace rechazar inconcientemente la posible coalición PT-Convergencia. Sabe que con estos dos partiditos no llegarían a ningún lado en el 2010, aún con alguna corriente del PRD. Este es su gran miedo, y el de sus socios empezando por GABINO CUE.

Compartir
Artículo anteriorEL COBAO CELEBRA 25 AÑOS DE PLANTEL EN HUAJUAPAN
Artículo siguienteVACILADA
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.

Dejar respuesta