RESPUESTA A LÓPEZ OBRADOR

0
773

En vista de las circunstancias de que ninguno de los compañeros periodistas agredidos verbalmente por el presidente “legitimo” Andrés Manuel López Obrador, cuando manifestó su malestar por ser sorprendido y molestado en los momentos que disfrutaba de los mejores manjares y los mejores vinos en uno de los restaurantes más elegantes del norte de la ciudad. Lo menos que pudo hacer es darle una respuesta al tabasqueño, que vino a Oaxaca a querer dar cátedra sobre sus “conocimientos” en relación a la vida y obra del más limpio y vehemente ideólogo del movimiento pre revolucionario de México.
López Obrador (a) “El Peje” de la manera mas cínica, pregunto a los reporteros si conocían a Ricardo Flores Magón y todavía se atrevió a señalar: “Si reviviera y viera el tipo de periodismo que se hace hoy en día se volvería a morir” … Quizá tenga razón, pero no debe de olvidarse el presidente “ legítimo” que es gracias a ese periodismo es que él todavía sigue “vigente” y puede seguir dándose la vida de rey que lleva, a costa de engañar a los incautos.
Si Ricardo Flores Magón, el oaxaqueño nacido en 1873, oriundo del poblado mazateco de San Antonio Eloxochixtlán ( hoy Eloxochixtlán de Flores Magón ) y muerto en una prisión de Lavenworth, Estados Unidos en 1922, reviviera y viera a los políticos de izquierda de hoy en día, vestidos con pantalones del mejor casimir inglés, calzando zapatos Jean Pier, camisas de marca, alimentándose de las mejores viandas, saboreando de los mejores vinos, viajando en lujosas camionetas y rodeados siempre de guaruras….Efectivamente ¡Se volvería a morir!
Ricardo Flores Magón al igual que sus hermanos, hasta donde se sabe, jamás tuvieron la mínima riqueza material, al contrario vivían prácticamente en la miseria y de la limosna de quienes creían en él y sus hermanos.
Preguntaría a Andrés Manuel López Obrador, quien se dice de izquierda y luchador social: ¿Cuántas veces ha estado preso por sus ideas políticas? por que déjeme decirle que Ricardo Flores Magón, un verdadero luchador social, revolucionario congruente con sus ideas, primero como liberal y luego como anarquista, sí se convirtió en su momento en una verdadera piedra en el zapato para el tirano (también oaxaqueño) Porfirio Díaz Mori. Razón por la que estuvo nueve veces en prisión, la última, en noviembre de 1918 por una sentencia de 240 meses, que ya no termino de cumplir por que murió en 1922.
Le recuerdo señor López Obrador que usted, antes de ser el luchador y hombre de izquierda que dice ser, perteneció al Partido Revolucionario Institucional. Instituto político del que se separó cuando no le quisieron cumplir uno más de sus caprichos como era el de gobernar su natal Tabasco, de ahí en adelante ha ido de partido en partido, de grupo en grupo como si se tratara de un cambio de calzones.
Un periodista oaxaqueño que sí conoce, aunque no como un experto, la vida de Ricardo Flores Magón, le quiere decir que los hijos, la esposa y toda la familia del prócer, vivieron a causa de sus ideas revolucionarias, toda una vida de sufrimientos, hambre, persecuciones, que solo pudieron soportar gracias a esa voluntad indomable de quienes saben ser congruentes entre lo que dicen y lo que hacen.
Pero usted, señor López Obrador ¿Cómo se atreve a cuestionar a los nóveles periodistas oaxaqueños que tuvieron la mala fortuna de, cumpliendo con su trabajo, llegar hasta donde usted disfrutaba de regias viandas y vinos. Y todavía trato de apantallarlos con sus “conocimientos” sobre la vida y obra de Ricardo Flores Magón? Señor, los jovencitos en su mayoría eran fotógrafos, que iban a cumplir simplemente con su trabajo, no iban para entablar un diálogo bizantino con un “erudito”.
¿Cómo se atreve usted, hombre de doble moral y lengua de doble filo, que trata de mostrar una cara de austeridad republicana, cuando en realidad vive en un mundo de lujo y de derroche? ¿O es que tan rápido se le olvido ya aquel escándalo del sueldo de 62 mil 997 pesos que ganaba su famoso “nico”… su chofer cuando fue usted jefe de Gobierno del Distrito Federal? Me imagino que también ya se le olvido aquel accidente de uno de sus hijos en una camioneta Jeep Liberty a todo lujo. Mientras que usted con su careta de falsa moral republicana viajaba en un modesto tsuru. O qué decir de los carísimos tenis de Andrés Manuel López Jr. Marca Louis Vuitton de un costo aproximado de 12 mil pesos. Si, su junior, aquel al que ha hecho pública su fascinación de vacacionar en yates y vivir “la vida loca”.
También no esta por demás recordarle que en julio del 2007, su hijo José Ramón López aparecía en la nómina de la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal, cobrando y sustentando un cargo que nunca nadie lo vio ejercer, si, su hijo, el que viaja en una Hummer, la mas lujosa y cara en estos tiempos.
Si comenté antes sobre la familia de Ricardo Flores Magón, es porque sus hermanos, seguramente jamás aparecerían hoy en día en una nómina, y sin trabajar en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, como en la que aparece Pío Lorenzo López Obrador.
Y ¿Usted señor presidente “legítimo” de donde saca tanto dinero para llevar ese lujoso tren de vida, y para comprar casas, ranchos e infinidad de propiedades? ¿Todavía le pagan en el PRD su sueldo de 60 mil pesos mensuales como lo declaró ya hace algún tiempo? ¿Sigue manteniendo todavía cuatro casas? ¿Alguna vez ha usted trabajado en algo, que no sea vivir de los puestos públicos? ¿Se sacó la lotería? ¿Heredó de una tía rica?
Hay muchas dudas y muchas cosas oscuras, cuya respuesta van mucho más allá de lo que cualquier mortal de este país, puede intuir o confirmar.
Pero vamos, usted preguntó si los periodistas oaxaqueños conocíamos a Ricardo Flores Magón, y dijo que si reviviera, se volvería a morir. Pues sí, se volvería a morir de tan solo ver, la forma cómo los luchadores sociales, los anarquistas, los revolucionarios, los de izquierda hacen su “revolución” y “luchan no tanto contra la pobreza en que viven las mayorías, sino que luchan para que la riqueza se reparta… pero entre su familia y amigos.
Si Ricardo Flores Magón reviviera, efectivamente ¡se volvería a morir!
… servido mi presidente legitimo

Dejar respuesta