Resultados electorales:

0
121

De acuerdo a un estudio de Alejandro Moreno, regularmente uno va a las urnas a votar por un partido, por un candidato o por una ideología determinada, en esta ocasión un sector de los ciudadanos votó por AMLO, es decir, la razón de su voto para apoyar a Morena fue el Presidente.
Este es un dato no menor, pues si bien el presidente no estuvo en la boleta, si estuvo en el pensamiento de la gente.
Este es un logro de su campaña permanente desde Palacio Nacional, excelente.
Pero hay un problemita, esto está prohibido por las leyes electorales.
Una autoridad electoral no apanicada por el presidente, en aquellos casos, municipales, diputados locales, federales y gubernaturas con diferencias menores de 5 puntos, debe anular estas elecciones.
Si en el 2006 el Tribunal hubiese anulado las elecciones presidenciales, tal como lo pedía AMLO, por la indebida intervención del presidente Fox, otro gallo nos estaría cantando hoy.
Ni modo pues, es difícil tener autoridades electorales imparciales.
De imaginarme cuántas elecciones se podían anular, para empezar 4 gubernaturas, un chorro de diputados federales, locales y presidencias municipales.
Si el Tribunal hiciera esto, de verdad, entraríamos ya en la Cuarta Transformación.
Mis morenos no se enojen, sólo son datos duros, es la interpretación de un politólogo que no tiene nada qué hacer.
Padiush bene,