ZOZOBRAS

0
244

Por Felipe Sánchez

-Escaparate Político

Dos sucesos políticos que quedarán marcados en la historia de Oaxaca como acontecimientos singulares, bien vale comentarlos.  

Los protagonistas son, también, dos políticos de altos vuelos: la maestra Elba Esther Gordillo y Alejandro Avilés Álvarez. Ambos están sufriendo las pesadumbres de la política desde Oaxaca.

En el Auditorio del Fortín, mismo escenario donde el Morenista Salomón Jara inició en 2019 su precampaña, ayer el priista Avilés, en una bien montada, pero no menos pesarosa asamblea de delegados tricolores, fue ungido candidato oficial del PRI a la gubernatura del estado. Solo él sabe si será una competencia real o la plaza ya está entregada. Parece que será lo primero porque las pasiones se desataron desde el primer instante.

Resulta que los de la delegación istmeña, de tan apasionados por adjudicarse los mejores lugares para vitorear a su candidato, terminaron trenzados a golpes. Una bronca que puso nerviosos a los organizadores, pero no pasó a mayores. Con que esto no sea una premonición todo está bien, comentaron los organizadores encabezados por el presidente estatal priista, Javier Villacaña Jiménez.

AMARGA LUNA DE MIEL  

Pero la aventura más azarosa parece estarla sufriendo intensamente la otrora poderosísima Elba Esther Gordillo, la dama que manejó el sindicato más numeroso y combativo de América Latina, el Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). De tan omnipotente que terminó enfrentándose a su propio partido, el PRI, que la encumbró y le dio fama y fortuna, tanta que, vean sus excentricidades. Vino al nido de sus enemigos más ponzoñosos para presumir boda tan suntuosa ante los de la CNTE.

Las rijosas hordas del Cartel22 -adversarios políticos históricos de la maestra- lanzaron ayer panfletos, a manera de invitación a la boda, con la amenaza de amargarle su luna de miel que tiene, o tenía, planeado disfrutar en esta ciudad después de la unión religiosa con su joven abogado en el templo de Santo Domingo.

La réplica de invitación que hicieron circular entre las huestes magisteriales excitó malévolamente a los industriosos del chantaje político. Avivó los rescoldos de la APPO que, prestos a ver que pescan en el río revuelto, se empezaron a alborotar. Todos están invitados (no sé si previo pago) a la barricada alrededor del hotel donde la maestra más longeva que, a sus 77 años, se planteó dos retos:

Luna de miel con su joven abogado, y encarar a sus acérrimos enemigos. Creo que los capos del Cartel22 no pudieron escoger adversarios más hostiles que “La charra Elba Esther” y “El asesino de Chalcatongo”. Pese a la animosidad de sus jurados contrarios, la maestra decidió su boda en Oaxaca. La pregunta surge: ¿para gozarla o sufrirla?

EL SALTO DEL CHAPULÍN

El libro “La Familia Real” de la Universidad Autónoma Benito Juárez, sigue con el tema de la proliferación de los grupos porriles en esta institución.

Dice que los bajos salarios son decisión de los grupos caciquiles. Saben que así mantendrán sometidos a los maestros.

“Es la justificación para el tráfico de calificaciones, porque el maestro que gana 580 pesos a la quincena se corrompe extorsionando a los alumnos. Con el tiempo, los mismos porros son contratados como maestros. Entre menos formación académica tengan resultan más serviciales para los capos. Aunque consiguen títulos de médicos, arquitectos, etc, no tienen perfil para la pedagogía. Si su título lo obtuvieron por activistas y buenos golpeadores ¿qué pueden enseñar a sus alumnos”.

“Al no haber enseñanza entonces comienzan a cobrar los exámenes parciales, los semestrales, los anuales. Hasta entregan lista de precios para aprobar a los alumnos.

“En las facultades de Derecho y Comercio ocurre continuamente, pero en toda la universidad se han dado estos casos. Por ejemplo, para sacar la calificación de seis costaba 500 pesos, un siete serán 600 pesos, un ocho oscila entre 900, y el nueve cuesta mil pesos y el 10 estaba en 1500 pesos.

“A eso se debe que en la UABJO haya excelentes calificaciones, pero los estudiantes están carentes de conocimiento.

“El remedio sería una ley de jubilaciones y pensiones y después pasar al reconocimiento de la plantilla del personal docente y administrativo. En 1995 hubo un ligero cambio que logró el STAUO.    

“La ley de jubilaciones y pensiones es única en la UABJO porque la Universidad jubila y pensiona el IMSS es decir, se tiene doble, es la única universidad en este esquema. Debe hacerse una reforma, pero de cara a los trabajadores y no a escondidas, dando dinero al líder sindical.

“Terminar con el porrismo es un cambio que se busca, terminar con el cáncer de raíz como lo hizo Guadalajara, Sinaloa, Sonora, Chiapas, Puebla y Guerrero. Es lamentable que Oaxaca todavía está en el sótano”. Continuamos