22, LA PODREDUMBRE

0
483

LA FETIDEZ insoportable en el Zócalo, el denigrante espectáculo de los “maestros” y “maestras” tirados en el piso con la panza arriba, entregados a caricias obscenas, la simulación de un campamento de “denuncia” donde berrean y tratan de hilar frases discursivas algunos hombres y mujeres con el pelo revuelto y el rostro abotagado. Esta es la viva imagen del llamado movimiento “democrático” magisterial, a casi tres décadas de existir a expensas del presupuesto del IEEPO. Algo así como 15 millones de pesos ¡diarios!

A QUÉ GRADO de pudrición está llegando que casi todos los que han ocupado la secretaría general de la sección 22, incluyendo al títere CHEPI, aceptan con un alto grado de cinismo que su movimiento “se ha corrompido” …y…

TAL COMO decía la lucerito de la farándula en una de sus expresiones de mayor soberbia: Y…

¿A QUIÉN le importa que la corrupción pudra el movimiento magisterial si todos los corruptos (Gobierno y dirigentes de la 22) ganan. El único que está perdiendo ¡Y de qué manera! Es el pueblo.

EL PASADO 18 de mayo al iniciar el plantón en el Zócalo, el títere CHEPI reconoció en entrevista con la agencia JM que en el movimiento magisterial “hay debilidades”. En su lenguaje incoherente reconoció al gobernador –que para el magisterio “no existe”– y acusó que Ulises Ruiz y su “aparato de estado” se ha visto con los dirigentes que “se han vendido, se han desviado y traicionan al movimiento”.

SO DICE el títere “CHEPI”. Su antecesor LUÍS FERNANDO CANSECO GIRÓN acepta de la misma manera la gran corrupción que corroe el movimiento magisterial. Qué decir de otro de los ex dirigentes, el cuestionado HUMBERTO ALCALÁ BETANZOS uno de los más discutidos líderes que pervirtió la carrera magisterial al hacer “maestros” a los intendentes, jardineros, choferes y veladores.. A toda su familia la promovió a las plazas más altas.

EN ESE formidable trabajo periodístico (Despertar 173-174), vuelven a ser refrescados los actos de corrupción más inverosímiles que sólo existen y se explican a partir de la complicidad entre la sección 22 y el gobierno. La pregunta es ¿hasta cuándo?

BIEN redescubren que a casi 30 años de “lucha”, el gremio magisterial ha forjado una estructura clientelar que lo mantiene sumido en uno de los peores vicios que dice combatir: la corrupción.

EN ESE trabajo vuelven a abrir la cloaca de la sección 22 al señalar corrupción, venta de plazas, intercambio de favores sexuales femeninos y masculinos por beneficios laborales y hasta “juicios sindicales” que confirman que en Oaxaca exista un “Estado” paralelo a la administración estatal.

LA PODREDUMBRE a que han llevado los miembros de la “nomeclatura 22” al movimiento sindical, que inició hace casi 30 años, hace que hasta los oficiosos defensores empiecen a cuestionar lo que no solo exhibe las lacras del sindicalismo descompuesto sino también la confabulación del gobierno que lleva a pensar en un complot armado desde los oscuras cúpulas del imperialismo para mantener sojuzgado al pueblo. Entre más ignorantes más fáciles de manipular. Este sí es un verdadero complot.

EL investigador SAMAEL Hernández Ruiz, acucioso analista del proceso de descomposición del movimiento magisterial, hace brotar pus en su ensayo “Insurgencia Magisterial y Violencia Gubernamental en Oaxaca” donde exhibe, al ex secretario general, ENRIQUE PACHECO RUEDA – pieza clave durante el desastre de 2006–, como el personaje más representativo de esta desaforada corrupción.

El trabajo del investigador no tiene desperdicio: “Al principio los funcionarios del IEEPO nombrados por el sindicato utilizaban los recursos a su disposición para favorecer a sus seguidores; es decir, a su clientela política, dependiendo del grupo al que pertenecieran. Pero después, el ejercicio del poder fue más allá, hacia el enriquecimiento personal. La venta de “favores”, que iban desde la autorización de un préstamo personal, al otorgamiento de un permiso para no asistir a clases, o hasta una concesión para cobrar sin trabajar; los llamados cambios de actividad, acuerdos presidenciales, etcétera, hasta la venta de plazas o la ubicación en lugares preferenciales. Todo se convirtió en un comercio en el que se aceptaba dinero o sexo, en el caso de las maestras”.

“No sólo se vendían las plazas o ciertos privilegios, sino que se estructuró una red de defraudadores que ofrecían empleo mediante un pago. Ofrecimiento que, desde luego, solo a veces cumplían. Cientos de personas fueron engañadas y de los defraudadores solo dos o tres están en la cárcel. Esta situación alarmó a los propios grupos políticos del sindicato, al grado que se pronunciaron por luchar contra la corrupción, sin lograrlo, porque ésta prácticamente se había convertido en la condición de su existencia”.

EN EL magnífico reportaje desmenuzan los niveles de corrupción. “Despertar” descubre que en el primer nivel de la sección 22 (el CES) se encuentra la “corrupción estructural”, propiciada por todo el andamiaje docente. Precisamente en este nivel están las ventas de plazas con las que medran los jefes de departamento y los secretarios de conflictos de los distintos niveles. Ya sean jardines de niños, primarias, secundarias, o escuelas normales, las plazas son vendidas por el sindicato entre 30 y 50 mil pesos.

SE TRATA de un “negocio jugoso”, sin duda, pero no tanto comparado con el que uno de los entrevistados denominó “extorsión o movimientos de incidencia personal, como son las jubilaciones”, en los que, “se vende todo el trámite hasta llegar a los maestros que le quieren dejar la plaza a los hijos”.

Aunado a ello existen las ventas de licencias, como son los permisos con goce de sueldo o para dejar el lugar a un interno. También están “los muertos que siguen cobrando, después de un año de su defunción”. De igual manera se tratan en este rubro las pensiones de las viudas y las amantes de los burócratas fallecidos.

“Quizá no es mucho el dinero que se genera por este concepto, pero es un movimiento monetario continuo”, asegura la fuente.

CORRUPCION VERTICAL

EN LO único que parecen congruentes los lidercillos de las distintas tribus magisteriales, es que es un movimiento de bases. Efectivamente así es pero sólo para la corrupción que envuelve verticalmente a todos.

EL TRABAJO periodístico menciona que en el Departamento Jurídico del IEEPO y el de la Sección 22, es donde se manejan las “nóminas blancas”, que de igual manera, sirven para beneficiar a los dirigentes, ya que en ellas cobran las novias y secretarias, que regularmente son igualmente las amantes de los líderes sindicales. En general, las personas afines al sindicato y que, no obstante, ganan sueldos que van desde los 40 mil, 50 mil o más pesos, reciben por este rubro otra suma igual, llegando incluso a devengar hasta 100 mil pesos.

Además existen las “nóminas por honorarios”, que son para las contrataciones de personal que ocupa cargos por tiempo indefinido y cuyo pago va a parar, casi en su totalidad, a los bolsillos de lo dirigentes. Aunque –según la fuente– esta situación no es muy frecuente. También existen plazas sin respaldo presupuestal, agrega otro entrevistado. Se trata de nóminas completas por este concepto. Esto es, ingresan a sus carteras de dos a tres millones de pesos mensuales y, aun así, continúan demandando al gobierno estatal el pago de días adicionales (mañana continuamos).

Compartir
Artículo anteriorCALAMIDAD
Artículo siguienteCICLO SINIESTRO
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.

Dejar respuesta