Cartas del Lector

0
252

Hace algún tiempo, para ser exactos, el 3 de mayo de este año 2023, en este importante, leído y gustado, medio de comunicación, el columnista de Escaparate Político, Felipe Sánchez Cruz, trató el tema tan complicado de la basura, con el profesionalismo, la seriedad, profundidad y la ética que le caracteriza, lo cual yo no pudiera hacer, porque carezco de tantos atributos.


Sin embargo, a este tema tan complicado debo agregar cosas que como ciudadano vivimos cotidianamente y que desafortunadamente a veces no hay instancia donde exponer nuestras inconformidades, quejas o denuncias y si las hay desconocemos o lo que es peor, no nos hacen caso.


El tema de la basura, como ustedes saben es complejo pero no se remite a tan solo 7, 9 o 10 meses o años, ni tampoco desde que cerraron el tiradero de basura en terrenos del municipio de Zaachila en forma definitiva.


Lo cierto es que mientras el gobernador Salomón Jara Cruz, trata a toda costa de imponer en una una zona eminentemente turística como son los Albarradas y el incapaz presidente municipal Francisco Martínez Nery, no encuentra la solución al problema que si bien es cierto no es fácil, sino bastante complejo, ha reprobado a políticos y gobernantes, por qué no pueden darle solución al problema y por el contrario cada vez lo enredan más.


A la par de esta complejidad del problema como lo trata el prestigiado columnista Felipe Sánchez Cruz, está lo que nosotros como ciudadanos y usuarios del servicio de recolección de basura vivimos todos los días.
Para empezar es un servicio totalmente irregular y no de ahora en la administración de Francisco Martínez Neri, sino que ha sido a través de muchos años sin distinción de colores en el Ayuntamiento de la ciudad de Oaxaca, porque lo mismo ha sido con el pri, el pan, esa famosa coalición de partidos políticos que no dio ningún resultado positivo y los dos últimos emanados de eso que llaman morena.


¿Por qué?, porqué no hay seriedad en los horarios ni en los días en los que pasa el camión recolector en las diferentes colonias de la demarcación, causando inestabilidad entre los usuarios que no saben cuándo y a qué hora pueden sacar de sus casas los desechos y depositarlos en el lugar correcto como es el camión recolector.


A últimas fechas, el gobierno municipal que encabeza el exdirector de la UABJO y ex recalcitrante perredista, porque llegó ser hasta coordinador de la fracción parlamentaria en la Cámara de Diputados Federal, implementó la separación de la basura, clasificándola como orgánica e inorgánica, lo cual está bien porque tenemos que aprender y educarnos para organizar nuestros desechos.


Lamentablemente esto ha servido para muchas cosas como que hasta los trabajadores de limpia que están comisionados en los camiones recolectores, se burlan, menosprecian y hasta humillan a los ciudadanos que acuden a tirar su basura.
Los mismos ciudadanos, tienen que tirar la basura inorgánica cuando pasa el camión recolector destinado para esto, como se venía haciendo desde hace muchos años y que no puede ser de otra forma.


El problema es cuando pasa el camión recolector de basura orgánica, porque son directamente los usuarios del servicio, los que tienen que vaciar los desperdicios con todos los fétidos olores y lo desagradable que esto resulta.


Aunado a esto, cuando el operador activa el mecanismo para comprimir la basura depositada en el contenedor, los olores a veces hasta insoportables, se intensifican y el contenido líquido que se extrae de esos residuos, es arrojado sin más ni menos al arroyo vehicular, convirtiendo a cada esquina es un foco de contaminación y hasta infeccioso que pudiera revertirse en contra de la salud de los habitantes tanto del Centro Histórico, que no se escapa a esta práctica indebida, como de las colonias y agencias municipales y de policía que conforman el municipio de Oaxaca.


Y este problema se da porque los camiones recolectores no son apropiados para hacer la compactación de basura orgánica y tirar en plena vía pública y en cada esquina, los líquidos de los desechos contaminantes que salen al exterior en el momento en el que se comprimen los desechos.


Y si el ayuntamiento no puede solucionar esta problemática, mucho menos va a poder evitar los focos de contaminacion y de infección en cada esquina, porque aparte de los que se esparcen en el arroyo vehicular, con los efectos del sol, producen olores nauseabundos insoportables para los vecinos que habitan en las esquinas o en domicilios cercanos a estas.


Quisiera seguir precisando uno a uno, los diferentes puntos que se relacionan con el servicio de recolección de basura, pero nos llevaría mucho tiempo y espacio, por lo que prefiero hacerlo en otro momento y poco a poco.


Por la atención que sirva prestar a la presente misiva y esperando que contribuya en algo a través de ese medio de comunicación digital para beneficio de sus lectores, envío un cordial saludo a quién tiene el atino de dirigirlo y a todos y cada uno de los que hacen posible mantener la comunicación con quienes gustamos de información de calidad para estar cada vez más y mejor informados.


P.D. La invitación para que todos los que somos asiduos lectores y seguidores de este medio digital, con el derecho a la información y la libertad de expresión de la que es garante la Constitución, aprovechemos este espacio y esta sección para plantear nuestras inconformidades y denuncias y hacerlas públicas, por lo menos para conocerlas entre la ciudadanía y buscar posibles soluciones, porque lo que es el Gobierno Federal, Estatal y municipal, se dedican a la grilla vil y barata pero no a cumplir con la encomienda para la que fueron electos.

Atentamente.
Ricardo Soto.
Uno de los miles de oaxaqueños que vivimos en esta ciudad de Oaxaca y que demandamos de las autoridades atención y solución a nuestros problemas.