EL EFECTO «JUANITO»

0
481

EN el ESCAPARATE del 2l de agosto pasado, hice el siguiente relato sobre expresiones de gente cercanas al senador appista, digo Convergente, Gabino Cué: “Ojalá y no nos lleve la madre… Oaxaca ya tiene su Juanito Cue o su Gabino Brugada”.

TALES insinuaciones surgieron luego de una charla con el “legítimo” LÓPEZ OBRADOR durante una de las giras que realizó por el Valle de Etla, sobre su estrategia para hacer una coalición de partidos con Gabino nuevamente como candidato.

-“…mira Gabino, tu eres el Gobernador legítimo de Oaxaca, debemos imponer el criterio en la coalición, de que sea el PT quien te destape y todos los demás partidos te harán su candidato… pero si esto no opera porque los conservadores del PAN y los inconformes del PRD echan a perder la coalición, haremos en Oaxaca lo que hice en Iztapalapa, que el candidato al gobierno sea uno de los Jara, por el PT y en un acto en la Capital del Estado, le hago lo mismo que le hice a Juanito en donde se comprometa a renunciar a la gubernatura una vez que tome posesión y los diputados te nombren, al fin que también serán mayoría en el congreso y te nombren Gobernador.

EN SUS SUEÑOS de grandeza así elucubraba este clan de políticos pragmáticos en su obsesión por incrustarse nuevamente en el poder, pero a partir del “Juanito” que salió más que respondón, su sueño se ha convertido en una pesadilla.

LE ECHARON A PERDER LA FIESTA

Desde que Clara Brugada fue inhabilitada por el Poder Judicial de la Federación para contender por el PRD para la jefatura delegacional de Iztapalapa y darle el triunfo a Silvia Oliva (que había impugnado la elección interna) esos movimientos reacomodaban el plano político en Oaxaca.

Al perder la candidata de López Obrador, Clara Brugada, ésta acusó a Jesús Ortega y a la nueva izquierda de operar en su contra. En medio de una de las peores crisis del PRD, pidió públicamente la renuncia de Jesús Ortega a la dirigencia nacional del Sol Azteca.
En una de sus expresiones más autoritarias pero no menos ingenua, el peje López Obrador dispuso que el candidato fuera RAFAEL ACOSTA (Juanito) pero no por el PRD sino por el PT. Su idea era, y así lo puso de manifiesto en aquella grotesca decisión en público, que una vez que ganara, declinara a favor de CLARA BRUGADA, todo para hacer de Iztapalapa una caja chica para el “legítimo” misma que le había cerrado el PRD.

PERO ¿qué tiene que ver IZTAPALAPA con Oaxaca? En medio de las elecciones que ya no se definen en las urnas sino en los tribunales, resultó muy extraño que con toda mansedumbre SILVIA OLIVIA (sustituta de Brugada en la candidatura perredista), reconociera sin chistar el triunfo de su contrincante “Juanito”. Sospechoso rendimiento cuando contender en ese proceso electoral le costó hasta una impugnación legal.

LAS RAZONES pueden venir de una negociación cocinada desde el año pasado, entre Jesús Ortega, que encabeza la corriente de Nueva Izquierda (NI) y el presidente Felipe Calderón, con objeto de frenar a López OBRADOR. Acuerdo que tiempo después alcanzaría a JUANITO.

Si éste personaje tenía como idea sólo ganar IZTAPALAPA para entregársela a López Obrador, su repentino cambio de idea no debió ser gratis. Aquí hay gato encerrado. El inmediato reconocimiento de su triunfo por parte del PRD y de Silvia Oliva, lo confirma.

¿A CAMBIO DE QUÉ?

El PRD contribuyó para cerrar la llave de IZTAPALAPA al Peje. Es entonces cuando vemos la jugada: Oaxaca, para los hermanos Círigo Vásquez (oriundos de estas tierras) con gran ascendencia entre el grupo guerrillero del EPR.

NO PUEDE ser fortuito que a partir del fenómeno “Juanito”, todos los fines de semana este haciendo proselitismo político en Oaxaca, el senador René Arce (Francisco Círigo Vázquez).

PARA contextualizar, hay que releer la nota de EL IMPARCIAL del 2 de febrero del año pasado, la que refiere que “Felipe Calderón daría tres gubernaturas, a NUEVA IZQUIERDA, incluyendo la de Oaxaca…”.Claro, hay quien dice, que Juanito, no pactó sino que minó el poder e influencia de los Círigo en Iztapalapa (su bastión político) a tal grado que su llegada (la de Juanito) se la van a cobrar, los hermanitos guerrilleros, a López Obrador aquí en Oaxaca.

Lo que es un hecho es que el senador René Arce Islas u Oscar Nahum Círigo Vásquez en sus tiempos de guerrillero, y sus hermanos Víctor Hugo y Jorge Luís Círigo Vásquez, ligados al EPR, velan armas en contra de los seguidores de AMLO, ya por el pacto de Nueva Izquierda (corriente a la que pertenecen) ya porque Juanito les restó poder en su feudo político, Iztapalapa.

Huelga decir que los Círigo son personajes ligados con la guerrilla urbana, y con nexos con el Ejercito Popular Revolucionario. Otro factor que inquieta a los senadores GABINO y SALOMÒN, adictos a AMLO, es la advertencia de que los Círigo operarán para abortar la coalición de 2010 o en su caso para que no sea un peón de AMLO (GABINO CUÉ O SALOMÓN JARA) quien obtenga la candidatura por la presunta coalición. Dicen los enterados que a eso se debe la presencia del Senador Arce todos los fines de semana en Oaxaca.

A ESO se debe también la decisión del “legítimo” que recorre los municipios más pobres y olvidados de Oaxaca. Su fin es minar el voto potencial para el PRI en 412 municipios, siempre de la mano de GABINO CUÉ Y SALOMÓN JARA. De paso también proyecta la imagen de estos dos senadores pensando en la gubernatura y el mismo peje, proyectándose en sus sueños guajiros, hacia la candidatura a la presidencia de la República en 2012.

UN POCO DE HISTORIA

DEL hipotético pacto entre Nueva Izquierda y el presidente Calderón para frenar a AMLO dio cuenta un comunicado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias del Pueblo (FARP), emitido el 28 de octubre (2008), en este se refieren las ligas de los Círigo Vásquez “apuntalándose una candidatura a través de su operador, el también oaxaqueño, Cuauhtémoc González Pacheco, hermano a su vez de Moisés González Pacheco, quien fue maestro de lógica y ética en la UABJO , hace varias décadas. Cuauhtémoc, dice el comunicado de las FARP, estuvo ligado al equipo del ex presidente Ernesto Zedillo, a través de la ex titular de la SEMARNAT , Julia Carabias. La lectura de este comunicado hace pensar que la labor de desestabilización que hace el hermano de ambos en Oaxaca, Jorge Luis Círigo, no es nada fortuita. Al frente de su organización está obteniendo recursos a manos llenas, ejerciendo presión y utilizando la política del chantaje, lección que ha aprendido de los guerrilleros cuando ya cuelgan las armas. No hay que olvidar que René Arce u Óscar Nahum y su hermano Víctor Hugo, fueron compañeros de andanzas clandestinas de Tiburcio Cruz Sánchez alias Bucho, también conocido como Francisco Cerezo Quiroz, quien es esposo de Florencia Elodia Canseco Ruiz, conocida en segunda identidad como Emiliana Contreras. Ambos, marido y mujer, son los propietarios de la franquicia conocida como Ejército Popular Revolucionario (EPR), que ha estado en boca de todos en los últimos meses, a raíz de la desaparición del hermano de “Bucho”, Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya. De cristalizar la aspiración de Óscar Nahum o René Arce, de ser candidato y luego gobernador, Oaxaca estaría ante un dilema: o los grupos ultra-radicales incrustados en la sección 22 del SNTE se institucionalizan o, definitivamente, se van a las armas. Nada de medias tintas.

Compartir
Artículo anteriorDESATADOS
Artículo siguienteLOS EFECTOS
Autor de Escaparate Político desde 1977 consolidada como una de las columnas de mayor permanencia. Dos veces Premio Estatal de Periodismo; Premio México de Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México. Socio fundador de la Asociación de Periodistas de Oaxaca. Corresponsal (Oaxaca) de la gran cooperativa de Excélsior hasta su privatización.

Dejar respuesta