Escaparate político: ENCARECE EL AMOR

0
107

FELIPE SÁNCHEZ CRUZ *
12 DE ABRIL 2024

EN LAS PLUMAS DEL TECOLOTE, del diario EL IMPARCIAL de la víspera, se lee cómo supuestamente se desmarca (¿o cómo encarece su amor?) la Sección 22 hacia MORENA.
“En este proceso electoral no participarán –los maestros de la 22– como movimiento, son apartidistas, no tienen candidato ni candidata por lo que no serán parte de este ´circo electorero´ (…) ningún partido y ningún gobierno en turno ha respondido de manera clara a sus exigencias”. Palabras de la vocería magisterial, dice Humberto Torres, autor del espacio citado.

TODAVÍA más, retoma lo dicho por Alberto Ayala, uno de los líderes magisteriales: que el voto de castigo en esta ocasión sea para Morena.

TAL COMO hemos advertido en ESCAPARATE POLÍTICO, el poder se fragiliza, para los gobernantes en turno, en época ELECTORAL (síntoma natural de la democracia, que en México pende ya de un hilo) por eso, los mentores tenían que presionar aprovechando el momento. Claro, esto lo pueden hacer por dos razones; para encarecer el VALOR del movimiento y esto les reditúe en enormes recursos financieros furtivos por entregar su fuerza electoral a la causa oficial (Morena) o, para (muy, pero muy poco probable) fortalecer su movimiento y orillar al gobierno federal (y al poder legislativo) a dar marcha atrás con la Reforma Educativa peñista que les quitó casi totalmente, al magisterio, la fuerza que llegó a tener en este país ¿ya no lo recuerdan? NADA más reparemos en el poder amalgamado por los maestros anteriormente, dibujado sobremanera, por ejemplo, en el año 2006.

LOS MAESTROS no deben perder de vista que, el sindicalismo les ha traído una mejora económica que seguramente muchos ya olvidaron. En este espacio, le he recordado en mi época párvula escuchaba a mi padre hablar con sus amigos de la terrible situación económica que padecían los profesores, eran tan exiguos los pagos al trabajo educativo, que les llamaban “pobresores”; las presiones magisteriales obligaron a los distintos gobiernos a ir dando mejoras salariales que muchos hoy no pueden negar, salvo los que apenas inician en su labor magisterial, pero todo eso, de golpe, se puede revertir con una dictadura; en las dictaduras señores, NO HAY sindicatos reales, en este tipo de regímenes se hace solo la voluntad del gobernante único y se empobrece a las mayorías. Aún están a tiempo de sumarse a los votos anti morena y defender lo logrado. Después nada podrán hacer.

EL SALTO DEL CHAPULÍN

LA ACTITUD del MITÓMANO de Macuspana tomada contra la vergüenza de los judíos CLAUDIA SHEINBAUM, por no haber defendido -en el pasado debate de candidatos presidenciales- a su gobierno, a sus hijos, a todo lo que representa al amo pues, ha mostrado el autoritarismo transexenal que pretende imponer sobre su «titeresca» suspirante a sucederlo.

EL PASADO miércoles, la Rayuela, de la Jornada, causó revuelo en los altos corrillos políticos que confirmaría la delirante furia del MITÓMANO de Macuspana sobre su candidata presidencial al no “defenderlo»: “Fue tanta la preocupación por ganar la batalla, que se olvidaron de los logros conseguidos por un fuerte liderazgo y muchos y leales profesionales, ¡que vaya que los hubo!».

EL GRUPO mundial de dictadores que pretenden la instauración del socialismo del siglo XXI (Nicolás Maduro de Venezuela, Miguel Díaz Canel de Cuba, Daniel Ortega de Nicaragua, etcétera) debieron cambiar la visión satisfactoria que había tenido Obrador en un primer momento tras el primer debate; por NO sublimar debidamente a la transformación de 4ta y por NO defender cada paso dado por el actual gobierno federal.

LE REITERÓ a través de la referida sentencia “rayuelesca” que el liderazgo fuerte lo representa él y noten el tono amenazante al enfatizar que “cuenta con leales profesionales” ¿Para qué? ¿Para desbancarla a través de su gran arma (su revocación de mandato) si no se apega a los designios del amo?

www.escaparatepolitico.com.mx
X (Twitter): @escaparate_oax
Correo electrónico: felsan23@prodigy.net.mx
Facebook: Escaparate Político por Felipe Sánchez