Periodismo Trascendente: CAMBIO CLIMATICO

0
73

Raymundo Ibáñez del Castillo.

Hoy, pudiéramos tratar infinidad de temas que son de interés para la vida, no tan solo de los más de 4 millones de oaxaqueños o de los más de 131.1 millones de mexicanos, pero preferimos referirnos al cambio climático, que debería de importar a todos, es decir, a los más de 8 mil millones de habitantes en el mundo.

Es cierto, que hay una serie de problemas que enfrentamos y que son de urgente solución, o por lo menos que se implementen acciones concretas, porqué nos preocupamos y nos interesamos por todo, menos por lo más elemental que es de vital importancia para la sobrevivencia humana.

Los gobiernos, o mejor dicho, desgobiernos de los tres niveles, como son municipal, estatal y federal, tratándose de nuestro país y, en iguales circunstancias a nivel mundial, aparentemente se preocupan por todo, pero en realidad, no les importan temas tan esenciales para la vida humana, como es el aire y la calidad de éste, que cada vez está más contaminado.

Lo mismo ocurre con el agua, que cada vez escasea más y también se contamina en mayor cantidad y más fácilmente, como la que llega a los ríos y mares, en donde descargan las aguas negras, concretamente en nuestro país y que es un crimen de lesa humanidad.

A la par de estos dos grandes y graves problemas, derivados de la falta de calidad en el aire que respiramos y escasez aguda de agua, entrelazados entre sí, está el del cambio climático, que siendo la variación global del clima de la Tierra, tanto por causas naturales como por la acción criminal de quienes la poblamos y que somos los humanos, requiere de una urgente atención y a profundidad.

Por la quema de combustibles fósiles, que en lugar de disminuir, cada vez van en aumento a nivel mundial, nacional, estatal y municipal, aunado a la pérdida de bosques, por la tala inmoderada, pero también, por los incendios forestales como los que ocurren en México, sobre todo en esta temporada de intenso calor, más las derivadas del ámbito industrial, agrícola y transporte, entre otros que influyen en forma directa en el cambio climático.

Tan solo en lo que va del año, hasta principios de este mes de abril, se habían registrado mil 699 incendios forestales en 26 de las 32 entidades federativas del país, y muchos de estos, todavía están activos, afectando a por lo menos 68 mil 539 hectáreas, por falta de presupuesto y acciones urgentes para combatirlos.

Y si a nivel mundial, nacional, estatal y municipal, estamos viviendo ya intensamente las consecuencias por las emisiones de gases de efecto invernadero que cubren la tierra, retienen el calor del Sol y se traduce en el calentamiento global y cambio climático en extremo y por eso tenemos que someternos a estas altas temperaturas, que cada vez se hacen más intensas e insoportables y que ponen en riesgo nuestra salud y la vida misma ¿Por qué entonces no se hace nada serio, contundente y permanente al respecto?.

Porque hay que decirlo con toda claridad, poco o nada se está haciendo para revertir los efectos del cambio climático que materialmente asfixia a la humanidad y que en lugares como Oaxaca, donde antes nos dábamos el lujo de disfrutar de un clima templado, ahora tenemos que soportar temperaturas tan altas que rebasan los 35 y hasta los 40 grados; los fuertes golpes de calor y las registradas en las regiones más calurosas de la entidad, como son la Costa el Istmo y Tuxtepec.

Por eso es necesario e imprescindible, que los gobiernos, en sus tres niveles, implementen políticas públicas y acciones contundentes, sin demagogia, ni populismo, para darle atención al grave problema del cambio climático y revertir sus efectos.

Sobre todo, porque en México, ya se han registrado casos asociados con las altas temperaturas, como golpes de calor, deshidratación y quemaduras, que el año pasado, 2023, todos estos, rebasaron los 3 mil 983 y, al menos, 157 personas perdieron la vida por estas causas, según la Secretaría de Salud Federal.

periodismotrascendente 2025@gmail.com