SUSPICACIAS

0
555

Por Felipe Sánchez

Escaparate Político

El mandamás del partido Morena en Oaxaca, Salomón Jara Cruz, anda muy suspicaz en estos días previos a la madre de todas las elecciones. Seguramente ya huele la derrota.

En Oaxaca de Juárez donde la presencia de los representantes de la izquierda radical finalmente generó mucha desconfianza en la planilla de Francisco Martínez Neri, todo indica que la alianza “Va por México” adelanta en las encuestas con Javier Villacaña a la cabeza. Este resultado lo ven los mismos operadores de Jara y así lo manifiestan en algunas de sus acciones.

Basta releer el desplegado periodístico que hizo publicar el dirigente local del Morena, Sesúl Bolaños, por indicaciones de su tío Salomón. Este hecho significa, como dice el populacho, que “se amarran el dedo antes de cortarse”. Es decir, advierten que van a perder. Alegan en esa carta abierta que sus adversarios “están rebasando los topes de gastos de campaña y promueven desestabilización para el día de la elección”.

Además de estos recelos, el pasado martes el mismo senador Jara, a través de un comunicado en sus redes sociales, alucinó supuesta persecución. Lanzó un twit en el que apunta: “hace un rato Chuky, el fiscal y Sofía Castro se reunieron para diseñar como acabar con Morena en el Istmo. Si querían encontrar dirigentes delincuentes no deberían haber ido tan lejos, con mirarse al espejo les hubiera alcanzado”.

Tiene razón, pero donde falló fue en el señalamiento contra el Fiscal Arturo Peimbert quien contestó el mismo día y casi a la misma hora, con otro twiter.

“Acabamos de finalizar una reunión de trabajo con Alejandro Encinas en las oficinas de la SEGOB en la que avanzamos en el proceso de construcción del protocolo de retorno seguro de los desplazados Triquis a Tierra Blanca”. Luego agregó: “Con el objeto de generar las condiciones que permitan garantizar que se haga la paz y considerando las necesidades particulares de las partes en conflicto”.

Esta discusión se originó por el afán del senador Morenista de ver “moros con tranchete” (Esta expresión se utiliza para indicar a una persona que está malpensando o teniendo pensamientos paranóicos sobre determinado tema, es decir que sospecha que existe peligro cuando no es de esa manera).

Ciertamente, el Fiscal Peimbert y el subsecretario de Gobernación Alejandro Encinas sostuvieron el martes último un encuentro en la Ciudad de México para garantizar justicia y seguridad a los Triquis desplazados.

Mientras Jara lo veía encabezando un complot contra candidatos del Morena, Peimbert planeaba con el subsecretario de Derechos Humanos cómo realizar el retorno seguro y en paz de las personas desplazadas a Tierra Blanca, Copala, en la zona Triqui de Oaxaca.

CORRUPCIÓN GALOPANTE

Dos lectores insisten en ventilar en este espacio dos acciones de corrupción que el gobierno no debe seguir tolerando.

Uno habla sobre negocios ilícitos del titular del Instituto del Patrimonio Cultural del estado, Armando Bohórquez Rodríguez. Otro denuncia descarado tráfico de plazas en el infecto sindicato de trabajadores de la Secretaría de Salud estatal (SSO) que encabeza Mario Félix Pacheco.

En el citado instituto era director Armando Bohórquez Rodríguez, pero renunció para ser candidato a presidente municipal de Miahuatlán. Inseguro de ganar deja como director encargado a su “títere” Guillermo González y como verdadero operador, sin estar en la nómina oficial,  a su primo Erick Rodríguez cuya tarea es asegurar que las obras sigan en manos de sus cinco constructoras.

Dicen que, sin tener la especialización ni la experiencia en la reconstrucción de edificios históricos, Armando asigna a sus empresas los recursos autorizados por el Programa Nacional de Reconstrucción; a su constructora Crismar donde su compadre funge como prestanombre, le asignó 50 millones de pesos para construir en el ex convento del Carmen Alto, el Museo Gastronómico.

Algunos constructores que se sienten desplazados revelan que la Auditoría Superior de la Federación detectó que Armando transfirió a cuentas bancarias particulares recursos del Programa Nacional de Reconstrucción 2018 por dos millones de pesos. Indican que han pedido, sin resultados, la intervención de la Contraloría del estado.

TAMBIÉN EN LOS SSO

La doctora Adriana Mejía Jiménez es ejemplo de dedicación en los Servicios de Salud de Oaxaca. Estudió enfermería y luego se tituló como médico general por lo que concursó por una base en el Hospital General. Dice que obtuvo una de las más altas puntuaciones -628- con lo que estaba segura de haberse adjudicado el derecho de la plaza.

Extrañamente en la Comisión Auxiliar Mixta de Escalafón de la sección 35 del sindicato, le dieron una plaza regularizada cuando, dice, me corresponde una plaza de base. La denunciante sospecha que en el sindicato hubo tráfico de influencias.